Corona cubana con goleada incluida

La selección cubana de futsal paseó la distancia 5-0 ante Curazao, en la final del Caribe

Autores:

José Luis López
Eduardo Grenier Rodríguez

Este martes cayó una lluvia sobre el tabloncillo de la sala capitalina Kid Chocolate, y no fue precisamente de agua, sino de goles, pues la selección cubana de futsal paseó la distancia 5-0 ante Curazao, en la final del Caribe.

Fue un desafío intenso, con claro dominio criollo y coronado con esta rúbrica que sirvió para llevarse el título, en un evento en el cual la defensa fue un renglón clave.

En el partido de marras, Cuba salió impetuosa a la cancha y tuvo las mejores opciones de ataque, aunque no pudo concretarlas hasta el minuto 14, cuando Fernando Chapman —a la postre nominado Jugador Más Valioso del certamen— subió el primer gol a la pizarra con potente definición.

Mientras, los curazaleños apenas podían rebasar la media cancha, pues los cubanos les taparon todas las salidas. Y los de casa, mostraban la otra «cara de la moneda»: fueron más precisos en el tránsito de la esférica y llegaron con mayor claridad a los linderos del área.

La segunda anotación llegó en el 29’, con un disparo a pelota detenida cobrado magistralmente por Stalin Martínez. Y así se fueron a los camerinos.

La segunda mitad trajo una expulsión para Cuba, precisamente de Stalin en el 5’, que los obligó a jugar dos minutos con un hombre menos. Este tiempo fue aprovechado por Curazao para asediar el arco cubano, pero se topó con las manoplas del portero Brenieht Suárez y la buena actuación de la zaga.

Entretanto, la tercera diana fue obra de Chapman, al 20’, con tiro raso y duro. Y Karen Mariño redondeó el definitivo 5-0 con par de perforaciones en solo dos minutos: 26 y 28.

En la discusión del bronce, Trinidad y Tobago derrotó 5-4 a Guadalupe, en un entretenido juego. Cubanos y curazaleños ya tenían asegurados sus cupos para el premundial de Concacaf, en mayo, en Costa Rica. A los trinitarios les resta jugar un repechaje contra el tercero de Centroamérica.

En ese certamen tico, los alumnos del avezado técnico Clemente Reynoso estarán en condiciones de mostrar una buena cara ante equipos más exigentes que los vistos aquí.

Sin embargo, no es un secreto para el colectivo de entrenadores que se debe trabajar mucho más en un aspecto tan fundamental como es la definición ante la valla rival. Velocidad, intensidad y preparación física, les emana por doquier. Pero en el fútbol, los goles son amores. Y esa asignatura se debe mejorar.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.