Intríngulis desde la plataforma - Deporte

Intríngulis desde la plataforma

Juventud Rebelde dialogó con Rolando Ruiz Pedreguera, comisionado nacional de clavados

Autor:

Javier Rodríguez Perera

A Rolando Ruiz Pedreguera, comisionado nacional de clavados, no hay quien le haga cuentos sobre esta disciplina. Habla con lujo de detalles sobre un deporte que por muchos años practicó y ahora lo defiende, desde su posición de federativo. Es reflexivo sobre la posición adversa que sufre hoy esta bella disciplina y sus esperanzas las enfoca en un grupo de jóvenes, llamados a incorporar a Cuba, con la mayor celeridad posible,  en el ámbito regional.

Nuestro diálogo obligatoriamente comienza con la noticia que dejó pasmado a los seguidores del clavado en la Isla. La ausencia de Jeinkler Aguirre del programa competitivo previsto para la clasificación a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

—¿Cuál es la situación que atraviesa el plataformista Jeinkler Aguirre?

—Jeinkler está en un proceso de recuperación, pues se le diagnosticó una hernia lumbar delicada y el criterio que tiene es de operación. Se está haciendo todo lo posible por evitar eso, pues si pasa por el quirófano implicaría limitarlo para la práctica de este deporte, sobre todo para la plataforma, aunque se podría hacer por mínimo acceso u otras variantes menos agresivas. Está cumpliendo muy bien el tratamiento y esperamos que cuando termine de recuperarse de la lesión se incopore a la preparación poco a poco.

«Definitivamente se decidió no presionarlo para que participara en el clasificatorio porque sino corríamos el riesgo de perderlo como clavadista para siempre».

—Al atravesar Jeinkler por esta situación de salud, ¿qué ocurre con José Antonio Guerra de cara a los Juegos Olímpicos?

—José Antonio iba a «tirar» su última Olimpiada, pero dependía mucho de Jeinkler, con quien estaba haciendo el sincronizado. El clavado individual le cuesta realizarlo porque hace tiempo que no lo ejecuta, requiere de mayor esfuerzo y carga, y él ya no está en las mismas condiciones de antes. Ahora con la situación de Aguirre, hemos conversado sobre la opción de su retiro, aunque él se tomará un tiempo para determinar su futuro.

—De momento, las posibilidades de acudir a la cita veraniega de Río de Janeiro se concentran en la adolescente capitalina Anisley García.

—Ella es una atleta que desde que salió de los Juegos Pioneriles ha logrado éxitos y en los Juegos Escolares ha mantenido la hegemonía. En los Panamericanos por categoría logró dos medallas de bronce con grandes potencialidades de haber sido campeona en ambas modalidades, pero estaba en un momento de preparación para montar los saltos con vistas a los Juegos Olímpicos, que era lo prioritario. Después fue al Torneo Internacional CAMO durante el mes de diciembre en Canadá y se aprovechó esa oportunidad para incluir algunos saltos de diez metros que le sirvieran para intevenir en el clasicatorio de febrero en Brasil.

«En Canadá, además de cumplir con éxito lo trazado, alcanzó buenos resultados, entre ellos una medalla de oro en el trampolín de un metro, con lo que demostró que tiene perspectivas alentadoras. Consideramos que las posibilidades de clasificación son reales, a pesar de ser ella muy joven. Su programa de salto, que no es el más fuerte pero tampoco el más débil, incluye las tres vueltas y media al frente, las dos y media adentro, dos y media inversa y las dos vueltas y media atrás con medio giro, y lo ha ido perfeccionando. Su entrenador Lino Socorro está muy contento con ella y mantiene su mirada atenta ante cada estrategia.

«Pero clasifique o no Anisley, estudiaremos cuáles son los certámenes que más le favorecen para su preparación deportiva. Uno de los eventos que más seguro tiene es el Grand Prix de Canadá, al que acudimos todos los años, y quizá otro certamen similar que decida su entrenador estratégicamente».

—Canadá ha sido un país que nos ha apoyado considerablemente hace ya algunos años…

—Hace casi 15 años que este país nos  ayuda en diferentes aspectos. La instalación de entrenamiento en Matanzas contó con el apoyo de ellos. También nos han apoyado en la realización de eventos de Grand Prix que se han desarrollado allí. Sin duda, buena parte de los logros alcanzados han tenido su respaldo.

—Por lo visto, el clavado cubano lamentablemente no atraviesa su mejor momento…

—Hay factores relacionados con la misma preparación, atletas que se han lesionado y otros que han perdido la motivación. Se retiró Danay Brizuela y Lilia Vargas y está en plan de retiro Annia Rivera, quien ha hecho un esfuerzo grande en los últimos dos años para intervenir en los eventos internacionales. No obstante, tenemos un buen equipo de muchachos con los que si logramos trabajar bien y estabilizarlos, podremos pensar en buenos resultados.

«Esperamos que para septiembre tengamos el Complejo de Piscinas Baraguá estable y hacer un trabajo con mucho más rigor para llegar a los Juegos Centroamericanos y del Caribe próximos con un equipo más recuperado. La preselección es de 16 clavadistas, pero en septiembre se incorporan los atletas de categorías inferiores que tenemos previstos para el cuatrienio siguiente hasta 2020.

«Pienso que el clavado se recuperará, pues si en años anteriores fuimos capaces de obtener notables rendimientos en la arena internacional, con los atletas que contamos hoy también podremos aspirar a lauros positivos, pues juventud y condiciones les sobran. Además, este deporte se desarrolla en varios años».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.