¿Quiénes harán la magia?

El sprint final para clasificar a la postemporada beisbolera puede ser como «para alquilar balcones»

Autor:

Raiko Martín

Me temo que, como están las cosas, el sprint final para clasificar a la postemporada beisbolera puede ser como «para alquilar balcones». Este miércoles casi todos los equipos con francas opciones de hacer el grado encaraban subseries trascendentales para sus aspiraciones, y por lo poco que falta para el cierre de hostilidades —una docena de juegos, más otro puñado aplazados— ya muchos comienzan a sacar cuentas para conocer el «número mágico» que pondría a buen recaudo sus posibilidades.

Por ejemplo, contando los nuevos pulsos, a los Tigres de Ciego de Ávila les restan 14 presentaciones, y gracias a los 48 éxitos que le aseguran el liderazgo en la tabla de posiciones, solo necesitarían seis más para asegurarse una vez más un puesto entre los cuatro candidatos al trono.

Esa cifra de victorias harían crecer su cosecha hasta 54, que es el máximo al que pueden aspirar en este momento los Cachorros de Holguín, anclados ahora mismo justo detrás de la zona de clasificación. En caso de empate, el desenlace favorecería a los de la tierra de la piña, pues inclinaron a su favor el enfrentamiento particular con cinco triunfos de nueve posible.

El mismo desenlace ocurriría si los holguineros tropiezan en seis de sus 13 compromisos pendientes. Lo mismo sucedería si los dirigidos por Roger Machado barrieran ahora a Pinar del Río y los Cachorros ven pasar las escobas empuñadas por los Piratas pineros, pero ambos resultados no gozan de altas probabilidades. Habrá entonces que esperar.

Mientras, y tomando siempre el balance antes de los juegos de este miércoles, la armada pativerde estaría a salvo con un diez bajo el brazo. Los discípulos de Jorge Gallardo tenían 16 desafíos por delante, pero nueve de ellos están pactados contra Ciego de Ávila, Matanzas e Industriales, los tres equipos con los que comparte ahora mismo el segmento de privilegio.

Su dual meet con los holguineros marcha en equilibrio en espera de un pleito pendiente, por lo que igual les sirven cinco derrotas de estos, combinadas con igual cantidad de triunfos propios.

Algo más holgadas son las combinaciones favorables a Matanzas e Industriales, que completan el cuarteto de momentáneos privilegiados. Para estos, el dígito salvavidas es 12, y les quedan por celebrar 16 y 13 juegos, respectivamente.

A simple vista, son las aspiraciones de los capitalinos las más comprometidas, toda vez que dejaron escapar la posibilidad de, al menos, asegurar la serie particular frente al representativo nororiental.

Ahora mismo, la candidatura de los Azules depende de lo bien parados que puedan salir de su encontronazo con los Leñadores tuneros, quienes todavía tienen listas sus hachas para asaltar la clasificación. Luego, tendrían que hilar muy fino frente a la Isla de la Juventud, Matanzas y Pinar del Río, con el agravante de jugar todos esos partidos fuera de casa.

Según lo divulgado por los organizadores, las subseries que los Azules debían sostener en el Latino ante los pineros (del 21 al 23 de febrero) y los vueltabajeros (del 29 de febrero al 1ro. de marzo) se realizarían en el Nelson Fernández, pues en el Coloso del Cerro realizan trabajos de reacondicionamiento.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.