Panamericano de judo

A ritmo de samba en el Coliseo

Autor:

José Luis López

Literalmente, este viernes parecía como si el afamado sambódromo de Río de Janeiro hubiese sido trasladado al Coliseo de La Habana, sede del Campeonato Panamericano de judo que expira hoy y tributa puntos para el ranking de cara a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Los brasileños se dieron banquete en ese baile de samba, al signar cinco de los siete títulos disputados, en tanto Estados Unidos y Canadá obtuvieron los dos restantes.

Mientras, Cuba no tuvo una jornada muy efectiva entre ippones y oguchis, pues cerró con una medalla de plata y cuatro de bronce. Quien más lejos llegó fue Maricet «la Mole» Espinosa (63 kg), que cedió en la final, en Regla de Oro, por shido (penalización) ante la brasileña Mariana Silva.

No se marcaron nada en todo el combate. A solo 11 segundos de iniciarse, el árbitro las penalizó a ambas por pasividad; luego amonestó a la visitante, y a falta de 25 segundos para el final, marcó a «Mole» por salirse del tatami, aunque terminó atacando. Pero a un minuto y 47 segundos de comenzar el tiempo extra, la cubana recibió otra penalización por no presentar ataque.

Entre los bronces cubanos, uno correspondió a Dayaris Mestre (48), quien en semifinales cayó por wazari ante la brasileña Sarah Menezes, monarca olímpica en Londres 2012. En pos del bronce, la espirituana ganó por no presentación de su coequipera Melissa Hurtado.

No obstante, tanto Maricet como Mestre están dentro del grupo de las 14 judocas con puntos válidos para asistir a la cita de Río. No obstante, el martes salen hacia Azerbaiján y luego irán a Kazajstán para intervenir en sendos torneos que también puntean de cara a la lid en la Ciudad Maravillosa.

Otra con bronce a su aval fue Gretel Romero (52), quien cedió por wazari en semis ante la estadounidense Angélica Delgado, que consiguió «arrastrarla» a la repesca. Allí venció primero a la mexicana Luz Olivera, por ippón, y en pos del bronce se impuso por wazari a la argentina Oritía González.

Además, hubo bronce para Magdiel Estrada (73), quien cedió en semifinales por ippón ante el brasileño Alex Pombo, a la postre medallista de plata, quien lo llevó a la repesca. Así, Estrada venció por wazari a David Ancor (CAN).

Y con bronce también cerró la cubana Anailis Dorvigni (57), quien no pudo en semifinales con la canadiense Catherine Beauchemin y cedió por ippón. Pero en busca de la tercera plaza, venció por similar vía a la ecuatoriana Diana Villavicencio.

Hoy termina el certamen con disputa de medallas en las divisiones de 70, 78 y +78 kilogramos para damas, así como en 81, 90, 100 y +100 entre hombres.

Entre las mayores esperanzas cubanas de título, destaca el subcampeón mundial José Armenteros (100), quien se incluye en la lista de los 24 dueños de puntos para asistir a los Juegos Olímpicos de Río.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.