Los Tigres se retiran sin rayas

Llegan a la tercera final de la Serie Mundial de Boxeo los invictos cubanos

Autor:

José Luis López

Los Domadores tenían el match casi decidido frente a los Tigres de Uzbekistán. Solo necesitaban un triunfo para incluirse, por el tino de sus puños y la astucia de sus entrenadores, en la tercera final consecutiva de la Serie Mundial de Boxeo. Y a ese objetivo le dio respuesta este viernes el subcampeón mundial Yosbany Veitía (52 kilogramos), con una clase magistral de pugilismo ante Abrorjon Kodirov, en el Coliseo capitalino. Al final, hubo barrida de 10-0.

Veitía marcó el ritmo del combate y fue más preciso en su golpeo, especialmente en sus entradas y salidas veloces al área de ataque. Defendió bien con manos y torso para llevarse veredicto de 3-0 (doble 50-45, 50-44).

«Feliz por obtener el triunfo que nos mete en la gran final. La estrategia era no caer en su provocación bajándome la guardia. E incluso, cuando lo ataqué, logré conectarle», declaró Veitía, tras bajar del ring.

Luego, el tricampeón mundial Lázaro Álvarez (60) le dio revancha a Elnur Abduraimov, a quien había vencido en semifinales en el Mundial de Doha 2015. Y ahora, le repitió la dosis: rapidez, certeza y defensa, esos atributos de los que presume y lo hacen imbatible. El rival no renunció, pero falló muchos golpes y recibió al contraataque. Merecida votación de 3-0 (doble 49-46, 50-45).

El festín continuó con el látigo de mano izquierda del titular olímpico Roniel Iglesias, que llegó en innumerables ocasiones al rostro, el estómago y otras zonas más del cuerpo de Makhmud Gaipov. Y los jueces así lo apreciaron con su voto de 3-0 (50-43, doble 50-44).

Tampoco para el triple monarca mundial Julio César La Cruz (81) hubo peligro. Ante su estilo de bajar los brazos para provocar al rival, también se vio «extraviado» Shuhrat Abdullaev, quien lo persiguió sobre el ring, pero apenas pudo conectarle. Mientras, La Cruz trabajó bien en el fallo del rival, le pegó al contragolpe, y además, fue más agresivo que en otras presentaciones. Cuarto triunfo de los Domadores por 3-0 (triple 50-45).

Finalmente, el campeón panamericano Leinier Peró (+91) y Mirzohidjon Abdullaev, cerraron el cartel con un combate muy bajo de tono, que invitó al bostezo. Solo se embullaron algo en el minuto final de los dos últimos asaltos. Por suerte, el cubano mostró menor palidez, tiró un poco más y mereció el favorable 3-0 (triple 49-46).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.