Honores con sabor a piña

La Gala de Premiaciones de la 55 Serie Nacional en la tierra de los Tigres tuvo lugar este jueves

Autor:

Raiko Martín

CIEGO DE ÁVILA.— Mientras el astro rey se escondía, las calles aledañas al Teatro Principal de esta ciudad cambiaron su acostumbrado movimiento. Los esfuerzos logísticos de los días previos habían tomado forma y justo a las 8:30 de la noche el sueño dejaba de serlo. Se descorrieron las cortinas, el escenario se iluminó y todos aplaudieron. La Gala de Premiaciones de la 55 Serie Nacional en la tierra de los Tigres fue entonces una certeza.

Sencilla y sobria, la ceremonia fue una mezcla de ingredientes, con las emociones como sabor predominante. Con lo necesario, sus organizadores lograron regalarnos un agradable momento, hasta ahora reservado para los amplios escenarios capitalinos. Y cumplieron.

Una vez más, cultura y deporte acudieron a esa poderosa relación que les une para que de ella emergiera la fiesta, desde hace ya algún tiempo esperada al finalizar cada campaña. Desde el encumbrado Pancho Amat y su Cabildo del Son —quienes lanzaron «la primera bola»— hasta Las Canelas que bajaron el telón del show, todos pusieron su talento a disposición de quienes repletaron el recinto, y de los miles que siguieron el acontecimiento a través de la señal televisiva.

El reconocimiento a los jugadores seleccionados para integrar el equipo Todos Estrellas abrió el segmento de premiaciones en esta ceremonia, presidida por las principales autoridades políticas de la provincia junto a la máxima dirección del Inder y la Federación Cubana de Béisbol.

También merecieron honores, entre otros, los ganadores del premio Guante de Oro, la mayoría de los líderes individuales del torneo, así como los nominados a las distinciones de Novato del Año y Jugador Más Valioso, tanto de la etapa regular como de la postemporada, estos últimos guardados celosamente en casa.

Emocionado, el local José Adolis García —varias veces sobre el escenario durante la velada— compartió con JR sus impresiones. «Ha sido muy bonito, primero por los buenos resultados que he tenido durante la temporada, y porque el reconocimiento lo he recibido frente a mi pueblo, el mismo que va al estadio a apoyarme junto a mis compañeros, y que también merecen todas la alegrías que estamos viviendo. Creo que la decisión de realizar la Gala en la provincia campeona es un estímulo más para que los equipos sigan luchando por conquistar el campeonato», dijo uno de los puntales de la reciente coronación de los felinos.

Mientras, el vueltabajero Yoandy Ruiz nos comentó, mientras esperaba el reconocimiento entre bambalinas, su satisfacción por haber sido elegido como el debutante más sobresaliente del campeonato. «Cuando comencé la serie no pensaba en esto, pero puedo asegurarte que es fruto de todo el esfuerzo que hice durante la preparación. La experiencia de estar aquí me inspira a seguir entregándome en el terreno y aportando el máximo a mi equipo, y de ahí saldrán nuevos premios y quién sabe si algún llamado a una preselección nacional, que sigue siendo mi sueño».

En general, todos los jugadores participantes se mostraron satisfechos por el homenaje y la oportunidad de estar presentes en tierras avileñas, donde la afición, siempre respetuosa, sigue siendo fiel a sus ídolos. Sin espectacularidad, pero con seriedad y sencillez, acaban de demostrarlo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.