De un lago hacia Río

Este viernes, la dupla cubana del K2 a 1 000 metros «pescó» su clasificación olímpica para Río de Janeiro

Autor:

Javier Rodríguez Perera

or JAVIER RODRÍGUEZ PERERA
jrodriguez@juventudrebelde.cu
No son ideas mías. Parece que el Preolímpico de canotaje con asiento en el diáfano y hermoso lago Lanier, en Atlanta, Estados Unidos, le ha caído en gracia a las tripulaciones cubanas, que durante dos días han adquirido la feliz manía de regalarnos buenas nuevas. El día de apertura el binomio del C2 a 1 000 metros cumplió su cometido y en la segunda fecha, este viernes, la dupla del K2 a igual distancia «pescó» su clasificación olímpica para Río de Janeiro.
El kayak biplaza compuesto por el capitalino Jorge García y el santiaguero Reinier Torres estaba planificado que consiguiera el preciado cupo, debido al sólido currículum que poseen estas dos figuras. García acumula cinco títulos en citas continentales, mientras que su compañero Torres igualmente ha probado el sabor dorado a ese nivel y ha subido a podios mundialistas.
Ambos cubrieron el trazado desde el carril cinco con tiempo de 03:13.00 minutos, que le permitió ganar esta final directa con ocho embarcaciones, por delante de los argentinos Manuel Lascano y Nelson Roberto Geringer (03:14.32) y los mexicanos Jordan Salazar y Javier López (03:15.71), que conquistaron, por ese orden, los metales de plata y bronce.
En la jornada vespertina, el piragüista indómito Fidel Antonio Vargas, medallista en fiestas continentales y regionales, cubrió la ruta de una de las dos series del K1 a 200 metros, en la segunda posición, con crono de 00:35.88 segundos,  solamente superado de manera reñida por el canadiense de 23 años Marc-Alexandre Gagnon, que cronometró 00:35.66 segundos. Con este resultado, Vargas se incluyó en la final de esta prueba, que se escenificará hoy en la mañana y tendrá huesos duros de roer en el propio Gagnon, en el brasileño Edson Freitas Da Silva y el estadounidense Timothy Hornsby.
Minutos después competirá en la final directa del C1 a 200 metros, el canoísta artemiseño Arnold Rodríguez, bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, que saldrá por la línea cuatro y enfrentará a otros siete rivales de Estados Unidos, México, Venezuela, Canadá, Chile, Ecuador y Colombia.
Pie de foto
El binomio de Reinier Torres y Jorge García aportó el tercer cupo olímpico del canotaje cubano. Foto: Vladimir Molina

No son ideas mías. Parece que el Preolímpico de canotaje con asiento en el diáfano y hermoso lago Lanier, en Atlanta, Estados Unidos, le ha caído en gracia a las tripulaciones cubanas, que durante dos días han adquirido la feliz manía de regalarnos buenas nuevas. El día de apertura el binomio del C2 a 1 000 metros cumplió su cometido y en la segunda fecha, este viernes, la dupla del K2 a igual distancia «pescó» su clasificación olímpica para Río de Janeiro.

El kayak biplaza compuesto por el capitalino Jorge García y el santiaguero Reinier Torres estaba planificado que consiguiera el preciado cupo, debido al sólido currículum que poseen estas dos figuras. García acumula cinco títulos en citas continentales, mientras que su compañero Torres igualmente ha probado el sabor dorado a ese nivel y ha subido a podios mundialistas.

Ambos cubrieron el trazado desde el carril cinco con tiempo de 03:13.00 minutos, que le permitió ganar esta final directa con ocho embarcaciones, por delante de los argentinos Manuel Lascano y Nelson Roberto Geringer (03:14.32) y los mexicanos Jordan Salazar y Javier López (03:15.71), que conquistaron, por ese orden, los metales de plata y bronce.

En la jornada vespertina, el piragüista indómito Fidel Antonio Vargas, medallista en fiestas continentales y regionales, cubrió la ruta de una de las dos series del K1 a 200 metros, en la segunda posición, con crono de 00:35.88 segundos,  solamente superado de manera reñida por el canadiense de 23 años Marc-Alexandre Gagnon, que cronometró 00:35.66 segundos. Con este resultado, Vargas se incluyó en la final de esta prueba, que se escenificará hoy en la mañana y tendrá huesos duros de roer en el propio Gagnon, en el brasileño Edson Freitas Da Silva y el estadounidense Timothy Hornsby.

Minutos después competirá en la final directa del C1 a 200 metros, el canoísta artemiseño Arnold Rodríguez, bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, que saldrá por la línea cuatro y enfrentará a otros siete rivales de Estados Unidos, México, Venezuela, Canadá, Chile, Ecuador y Colombia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.