Italia y España hacen los deberes

Por el grupo E, la escuadra «azzurra» derrotó por 2-0 a Bélgica en el estadio de Lyon, mientras, en el estadio de Toulouse y por el grupo D, España quebró el muro de contención de la República Checa

Autor:

José Luis López

Aunque fueron muy exigidas, las selecciones de Italia y España mostraron este lunes por qué pesan la historia y los tradicionales diseños de juego, para salir airosas en sus respectivos inicios en la Eurocopa de fútbol, con sede en Francia.

Por el grupo E, y en el partido más atractivo de los 11 efectuados hasta el momento, la escuadra «azzurra» derrotó por 2-0 a Bélgica en el estadio de Lyon, basada fundamentalmente en sus avezados zagueros. No hubo ese habitual «catenaccio» (candado defensivo), pero sí mucho derroche físico de sus laterales Darmian y Candreva, y pierna dura copada de inteligencia por los infranqueables Chiellini, Barzagli y Bonucci.

Emanuele Giaccherini abrió el marcador a los 32 minutos y Graziano Pellé cerró cifras en el 90+3, en un letal contraataque, cuando los «Diablos Rojos» solo pensaban en el empate.

El talento belga dejó mucho que desear. De Bruyne y Hazard apenas se vieron sobre la grama, en tanto Nainggolan y Fellaini no mostraron su real valía. ¿Y su gigante delantero Lukaku? Bien, gracias, jamás asustó a Buffón.

Mientras, en el estadio de Toulouse y por el grupo D, España necesitó de un cabezazo in extremis del defensa central Gerard Piqué (minuto 89), para quebrar el muro de contención de la República Checa, que sin miramientos «metió la guagua» delante de la portería de Petr Cech.

España llegó en reiteradas ocasiones al área, pero ora imprecisiones en los disparos, ora los manotazos eficientes de Cech, lo cierto es que no caían los goles. Pero Iniesta, el talismán –y el genio- de la «Roja» de Europa, volvió a mostrar sus galones, vio cómo aparecía Piquet por el segundo palo y le tributó el centro que el zaguero transformó en gol.

En el otro duelo de la fecha, por el grupo E, Irlanda y Suecia empataron 1-1. Al minuto 48, en el Stade de France, el volante Wes Hoolahan aprovechó un centro desde la derecha enviado por el lateral Séamus Coleman, para abrir el pizarrón. Pero los suecos, liderados por Zlatan Ibrahimovic, lograron igualar en el 71, cuando el irlandés Ciaran Clark metió el balón en propia puerta.

Hoy habrá dos partidos por el grupo F. Portugal, con su crack Cristiano Ronaldo, se enfrentará a Islandia, en el estadio Geoffroy-Guichard, de Saint-Étienne, mientras que Austria-Hungría lo harán en el Matmut Atlantique, de Burdeos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.