El relevo de Manrique

Enrique Argote Acosta, el campeón en all around de la categoría de 9 a 10 de los pasados Juegos Escolares, se esfuerza para alcanzar el triunfo este año

Autor:

Julieta García Ríos

Tiene 11 años y la convicción de que será un gran atleta. Sus metas son altas. Quiere ser el relevo de Manrique (Larduet), el gimnasta cubano subcampeón mundial, a quien la legendaria Nadia Comaneci en La Habana quiso conocer personalmente.

La realización de  ejercicios de estiramiento antes y después de cada entrenamiento o competencia contribuye a evitar lesiones. Foto: Julieta García Ríos

Para lograr sus sueños, Enrique Argote Acosta se esfuerza cada día. El campeón en all around de la categoría de 9 a 10 de los pasados Juegos Escolares sabe que para alcanzar el triunfo ha de ser fuerte y tenaz.

A los diez años Enrique cumplió su sueño de matricular en la Escuela Nacional de Gimnasia. De esos primeros días recuerda lo mucho que extrañaba a su familia. Foto: Julieta García Ríos

Por eso, pese a su lesión en el tobillo, compite por estos días en la 52 edición de los Juegos Escolares, concurso que tiene por sede a la Escuela Nacional de Gimnasia, donde matriculó en septiembre pasado. Se ganó el pase a la prestigiosa institución cuando en los Escolares acaparó seis medallas: cuatro de oro como máximo acumulador, en anillas, barras paralelas y por equipo, más una de plata en ejercicios manos libres y otra de bronce en barra fija.

Ahora, aunque no desestima subir al podio varias veces, ve difíciles las preseas en «libre» y salto, porque como consecuencia de la lesión, no ha podido prepararse tanto para estas modalidades.

Toma con naturalidad la competencia. Confiesa no estar nervioso. «Me siento bien preparado. He entrenado mucho», dice.

Hablamos de los primeros días acá en la Escuela. Cuenta que extrañaba mucho a su familia. «En diciembre volví a mi casa en Santiago de Cuba. pasé unos días allá y regresé en enero. No he vuelto a ir. Cuando terminen los Escolares volveré para pasar las vacaciones en casa. Mi mamá siempre que puede viene a verme».

La 52 Edición de los Juegos Escolares tuvo que posponer el concurso de Gimnasia Artística  por tardanza en la transportación de los atletas de Granma y Camagüey. La falta de fluido eléctrico también atrasó el concurso; mientras esperan que comience la competencia los niños encuentran la manera de entretenerse. Foto: Julieta García Ríos

La gimnasia le fascina a Enrique y, como quiere seguir los pasos de Manrique, no se hace el «guillado» en la preparación física. «Necesito fuerza de hombro y abdomen para ser bueno en anillas. Es mi aparato favorito, me encanta mantener la parada de mano, hacer la Z», confiesa.

Enrique reconoce que le placen los aplausos del público y las felicitaciones de su profe.

Aún es un niño, pero evita los juegos de manos y andar correteando. «Puedes ser como yo si entrenas mucho y no haces disparates», le ha dicho Manrique y ello lo ha asumido con mucha responsabilidad.

Por el momento nuestro diálogo termina. Comienza la tercera rotación de los concursantes de la categoría 9 a 10 años, y Enrique debe empezar a calentar, pues pronto será su turno en el concurso.

El entrenador habanero Carlos Barbé restifica la postura a su ex alumno de la Academia de Belascoain, que mantenga el pecho hacia adentro y los glúteos apretados es su indicación. Foto: Julieta García Ríos

La magnesia es indispensable para los gimnastas. Antes de utilizar cada aparato deben untar sus manos con ella para así evitar caídas. Foto: Julieta García Ríos

El equipo villaclareño de la categoría de 9 a 10 años comenzó la rotación en las anillas en esta 52 edición de los Juegos escolares donde también se realizan captaciones para la Escuela Nacional de Gimnasia. Foto: Julieta García Ríos

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.