¿Quién caza al fugado?

Los Cocodrilos de Matanzas llevan en lo que va de Serie 19 victorias con solo dos fracasos

Autor:

Norland Rosendo

Mucho se habla del paso demoledor de los Cocodrilos de Matanzas en lo que va de Serie Nacional. Con su mordida de anoche, no sin sustos ante los Toros de Camagüey, llevan 19 victorias con solo dos fracasos. Un excepcional average, casi comparable con aquel 18 y 0 del Villa Clara en la temporada del 82-83.

Bajo las riendas de un hombre sabio y respetuoso, Eduardo Martín Saura, los Naranjas de aquella Serie Nacional se erigieron campeones con balance de 41 y 8, promedio de 837 que ningún equipo ha podido superar.

Según los prolijos archivos de nuestro estadístico Benigno Daquinta, fue el lanzador indómito José Luis Alemán quien le puso el stop a la maquinaria central en el propio estadio Sandino de Santa Clara, en un juego que ganó Santiago de Cuba con marcador de 7-3.

Después de esta pincelada histórica, volvamos a los resultados de este viernes, cuando los yumurinos completaron el pase de escoba en el Cándido González y extendieron a diez su racha ganadora, nada menos que ante un inspirado Camagüey que aún se mantiene en zona de privilegio de la tabla de posiciones.

Si en su próxima salida los matanceros continúan con ese paso, impondrían la mejor cadena de éxitos en esta campaña, pues también los Cachorros de Holguín salieron airosos una decena de veces consecutivas.

Como no hay peor cuña que la del mismo palo, William Luis se dio el lujo de enmudecer a los aficionados que tanto lo ovacionaron cuando vestía el uniforme de los Toros, con un batacazo de vuelta completa.

En el Latino, los azules aprovecharon el inning de la suerte para dejar con el hacha en la mano a los Leñadores de Las Tunas. Cuatro hits y un error del camarero Ernesto Lalana le abrieron las puertas a cinco carreras de Industriales.

Un poco más al este, en el Nelson Fernández, los anfitriones de Mayabeque fueron enmudecidos por cuatro lanzadores de Granma, quienes les colgaron nueve argollas, con protagonismo para Lázaro Blanco. Par de bambinazos en el mismo inning de apertura, salidos de los bates de Lázaro Cedeño y Carlos Benítez, le dieron rienda suelta al trote de los Alazanes.

Pocas veces, un equipo que conecta 20 indiscutibles no gana un juego y eso fue lo que le pasó a Sancti Spíritus, ante sus vecinos de Cienfuegos. En un duelo en que los bates estaban más calientes que agosto, los sureños pisaron la goma tres veces en la azotea del noveno para remontar desventaja de una anotación. Los Elefantes cerraron como empezaron, porque en el primer capítulo Yusniel Ibáñez disparó un jonrón con dos en bases.

Las Avispas santiagueras siguen sin veneno en sus aguijones y esta vez tuvieron que soportar diez flechazos en un inning. La novena de Artemisa fabricó esa cantidad de carreras en el tercer episodio, cuando explotaron a Danny Betancourt y a quienes vinieron después para sofocar el incendio en la mismísima tierra caliente. Como era de esperar, el partido terminó antes de tiempo, para beneplácito del lanzador Miguel Lahera.

Por último, los Tigres avileños fueron mejores que los Indios del Guaso, en un duelo en el que Luis Robert Moirán despachó un jonrón.

Anoche, fuentes de la Comisión Nacional confirmaron que el receptor tunero Yosvany Alarcón fue sancionado a un año sin poder participar en competencias oficiales, tras la indisciplina cometida en el estadio Victoria de Girón en la subserie frente a Matanzas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.