Acelerón dorado

La delegación cubana que participa en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro imprimió este sábado un buen impulso a su cosecha de títulos al sumar un trío de estos en el atletismo y otro en las pruebas de natación

Autor:

Raiko Martín

Como se esperaba, la delegación cubana que participa en la decimoquinta versión de los Juegos Paralímpicos, que se celebran en la ciudad brasileña de Río de Janeiro imprimió este sábado un buen impulso a su cosecha de títulos al sumar un trío de estos en el atletismo —con sorpresa incluida— y otro en las pruebas de natación.

En la piscina, Lorenzo Pérez logró escalar a lo más alto del podio en la prueba de 100 metros estilo libre, en la categoría S6, en la que posee el récord mundial. Horas antes había dominado su heat eliminatorio con comodidad, y ya en la final realizó el esfuerzo definitivo para parar los relojes en 1:04.70 minutos y fijar también la plusmarca de estos certámenes.

Por detrás llegaron a la meta el colombiano Nelson Crispín (1:05.37), mientras que la presea de bronce fue al cuello del ucraniano Oleksandr Komorov (1:06.21).

De la pista del Estadio Olímpico Joao Havelange salió el otro trío de cetros, uno de ellos inesperado, en las piernas de Ernesto Blanco, titular en la carrera de 400 metros para la categoría T47.

Blanco calló a miles de gargantas que animaban al local Petrucio Ferrera, quien tuvo que conformarse con la presea plateada, pues su tiempo de 48.87 segundos no pudo mejorar los 48.79 utilizados por el cubano para dar la vuelta al óvalo. El tercer puesto en esta carrera correspondió al austriaco Gunther Matzinger, dueño de un tiempo de 48.95 segundos.

Las otras dos primacías eran casi cuestión de tiempo, pues en la misma especialidad para damas, pero en la categoría T12, la indetenible Omara Durand se convirtió en triple reina en este certamen. Acompañada por su guía Yuniol Kindelán, la santiaguera marcó 51.77 segundos, para así reajustar su propio récord universal y dejar sin opciones a la ucraniana Oksana Boturchuk (53.14) y la mozambicana Edmilsa Governo (53.89), ocupantes por ese orden de los restantes puestos en el podio de premiaciones.

Otro que hizo entonar el Himno nacional más de una vez fue el velocista Leinier Savón, vencedor antes en el hectómetro pactado en la categoría T12. Ahora, en los 200 metros, el muchacho le imprimió el máximo de velocidad a sus piernas para llevarse la medalla de oro gracias a un tiempo de 22.23 segundos. Sus escoltas fueron esta vez el sudafricano Hilton Langenhoven y el marroquí Mahdi Afri, quienes estamparon registros de 22.43 y 22.57 segundos, respectivamente.

En otras actuaciones, Lázaro Rodríguez culminó décimo en el salto largo, categoría F44, con estirón de 6,08 metros, mientras que el ciclista Damián López acabó en el puesto 17 de la prueba de ruta, categoría C4-5, en la que tomaron la partida 22 pedalistas.

Antes de comenzar la jornada sabatina, la delegación cubana permanecía anclada en el lugar 29 del medallero por países con cuatro títulos entre sus 11 preseas, y con estos resultados avanzó hasta el puesto 17 con cosecha de ocho medallas de oro, una de plata y otras seis de bronce.

La clasificación por naciones sigue encabezada por China con 115 coronas, 81 preseas de plata y 51 de bronce, seguida por Gran Bretaña (64-39-44) y Ucrania (41-37-39).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.