El buen trote de los Alazanes

Poco a poco fueron ganando con una elegante defensa, inusual en ellos, y hoy los Alazanes no solo siguen en competencia, sino que lo lograron sin siquiera discutir su boleto en las series de comodines. No son pocos los que piensan ahora que estarán en la postemporada

Autor:

Norland Rosendo

Hubo quien dijo al empezar la Serie Nacional que la ausencia de Roel Santos y Alfredo Despaigne (contratados en el extranjero) y el cambio de casaca de Yordanis Samón, eran suficientes argumentos para minimizar sus opciones de incluirse en el selecto grupo de los seis sobrevivientes. Como «viejo zorro», Carlos Martí ni siquiera hizo caso a esos comentarios.

Poco a poco fueron ganando juegos y con un paso elegante a la defensa, inusual en ellos, los Alazanes no solo siguen en competencia, sino que lo lograron sin siquiera discutir su boleto en las series de comodines. Y no son pocos los que piensan ahora que estarán en la postemporada.

Ayer, cuando en el otro choque diurno el avileño Vladimir García llegó al centenar de victorias en series nacionales, los granmenses también empezaron la segunda ronda con el pie derecho. Se impusieron a Villa Clara el día que estos dependieron de su estelar abridor Freddy Asiel Álvarez. Pero no solo con abridores se gana. Apenas los Alazanes vieron a otro domador en el séptimo inning en el montículo se rebelaron y le dieron la vuelta al marcador. Ni Yaifredo Domínguez, ni los que vinieron después pudieron detener a los anfitriones en su carrera desbocada hasta la victoria.

Sobre las pretensiones del elenco y la nueva estructura, conversé con Carlos Martí el pasado fin de semana

—¿Cuáles fueron las claves de la clasificación?

—Los jóvenes demostraron que sí podían suplir las ausencias de Roel y Despaigne. Somos un colectivo cohesionado y contamos con el apoyo de la dirección de la provincia. El pitcheo se comportó bien, y la defensa, que había sido un problema en los últimos años, estuvo a gran altura, la mejor de los seis clasificados.

—La labor defensiva de su equipo llamó mucho la atención, ¿algún entrenamiento especial?

—Granma siempre se ha caracterizado por la ofensiva, pero con las ausencias de varios bateadores importantes en el line up aumentamos el trabajo con la defensa, sobre todo, la combinación alrededor de segunda base. No fue nada especial, pero sí enfocado al mejoramiento de la línea central.

—Los refuerzos que escogió, ¿son los que deseaba?

—Sí, los tres lanzadores se ajustan a lo que demandamos: Miguel Lahera, Yoalkis Cruz y Leorisbel Sánchez, a quien emplearemos como relevo, sobre todo frente a bateadores zurdos. Dennis Laza es un atleta que a mí me encanta por su forma de jugar, su agresividad y lo que representa ofensivamente. Frank Camilo Morejón es para mí el mejor receptor defensivo en la pelota cubana actual.

—Y a Lahera, ¿lo utilizará como abridor o como relevista?

—En las dos funciones. Depende de las circunstancias. Pero lo pedí por eso, por su capacidad de asumir ambos roles.

—¿Qué espera de la segunda etapa?

—Va a ser muy fuerte, hay mucha rivalidad, pero podemos estar entre los cuatro grandes. Nosotros tendremos además de los cinco refuerzos, la incorporación de Roel y a Despaigne.

—Sobre este último atleta, ¿cuándo se incorpora al equipo?

—Él conversó con nosotros y nos pidió un descanso. Es lógico. Debe sumarse en la tercera subserie, contra Matanzas.

—Ahora se estrena un nuevo formato, ¿le parece mejor que el anterior?

—Te voy a ser sincero, a mí no me gusta. Con seis equipos se quedan más de 300 peloteros sin jugar hasta agosto o septiembre del año próximo y eso atenta contra el desarrollo de ellos. Yo creo que la pelota cubana necesita de un calendario más amplio y después de una liga que reúna a los mejores peloteros.

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.