Caballeros de Plata

El cubano Leinier Domínguez movió los trebejos en seis de las siete rondas que desarrolló esta lid y se despidió con su triunfo inicial, tres armisticios y par de fracasos

Autor:

Javier Rodríguez Perera

En la urbe rusa de San Petersburgo se levanta desde hace más de 200 años una escultura ecuestre de nombre El Caballero de Bronce, tan histórica y simbólica para esa nación europea como lo es la Torre Eiffel para Francia. Después de tanto tiempo, el gobernador de esa ciudad rusa debería analizar el cambio de nombre de dicho monumento, por el de Caballero de Plata, muy a tono con la reciente actuación del plantel ajedrecístico peterburgués en la 32 edición del Campeonato Europeo de clubes, concluido este sábado en Serbia.

El Mednyi Vsadnik o Caballero de Bronce, evidentemente es un equipo muy competitivo, pero más que eso, adora los podios de premiaciones. En mayo emergió dorado del Campeonato de clubes de su país y ahora vuelve a dar una clarinada de su gran casta, al culminar con la medalla de plata, con 11 unidades, gracias al sistema de desempate, pues cuatro conjuntos también exhibieron semejante acumulado y solo el macedonio Alkaloid gozó de 12 puntos, válidos para la corona.

En la jornada del adiós, el Mednyi Vsadnik tuvo un riguroso enfrentamiento con el primer elenco preclasificado de la justa, el ruso Syberia, del cual salió bien parado con un empate a tres tantos, a ritmo de una victoria, cuatro tablas y un revés. Desafortunadamente, el firmante de la derrota fue el cubano Leinier Domínguez (2752) con piezas negras ante el holandés Anish Giri (2767) en 53 movimientos de una Apertura Inglesa.

El mayabequense movió los trebejos en seis de las siete rondas que desarrolló esta lid y se despidió con su triunfo inicial  ante el tulipán Arthur Pijpers (2465), tres armisticios y par de fracasos , frente a Giri y el ruso Dmitry Andreikin (2736), que redondean sus 2,5 tantos. En definitiva, según la pagina web del evento, Domínguez perdió 13,3 unidades de su coeficiente Elo.

Por su parte, el equipo subcampeón apenas respiró en una ocasión el polvo del revés –en la quinta ronda contra el actual monarca-, igualó un match y derribó con furia cinco veces la puerta del triunfo. Entre los Caballeros más bizarros destacaron el primer tablero Peter Svidler (2742) con 4,5 puntos (tres empates e igual cantidad de igualadas) y Vladimir Fedoseev (2673) con 5 rayas (cinco sonrisas y un tropiezo). Curiosamente, entre Fedoseev y Leinier se hallan las tres derrotas de los jugadores de esta selección.

De los 442 ajedrecistas que animaron la justa europea en representación de 62 equipos, las naciones más representadas fueron Rusia con 42, los anfitriones con 38, Alemania con 33, Holanda con 31 y Dinamarca con 22. Además concursaron 145 Grandes Maestros, 74 Maestros Internacionales y 72 Maestros Fide.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.