Experiencia con gotas de cloro

Recuperar el terreno germinado por la natación cubana es una de las tareas pendientes del Inder

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Mucho han evolucionado los Campeonatos Mundiales de natación en piscinas de curso corto desde que en su versión primaria en 1993, en la ciudad española de Palma de Mallorca, 313 nadadores rompieran la placidez del agua. Hoy concluye la decimotercera edición de esta lid de carácter bienal en la urbe canadiense de Windsor, donde cerca de un millar de ondinas y tritones de 176 países se dieron cita, en un evento extremadamente exitoso y comparable en cuanto a cantidad de participantes con el certamen del orbe de deportes acuáticos de la FINA.

Recuperar el terreno germinado por esos dos grandes de la natación cubana que fueron Rodolfo Falcón y Neisser Bent, es una de las aspiraciones más altas de los tres antillanos que compitieron en el país con la bandera de la hoja de arce.

Este sábado Luis Vega cerró la participación criolla en la lid, al culminar en el puesto 30 entre 40 exponentes que cumplieron el trazado de los 400 metros combinados individual, con registro de 4:23.65 minutos, inferior a su cota nacional de 4:20.00 minutos, lograda el pasado año en la Copa Andrés Pérez.

El habanero Vega, de 18 años, estampó durante la jornada inaugural un primado para Cuba en los 200 metros en la mismo modalidad, con tiempo de 2:03.58 minutos, para ubicarse en el peldaño 44 entre 68 concursantes. «Fue una experiencia inolvidable estar con los más grandes atletas de la natación mundial del momento y me motiva para seguir superándome cada día», declaró vía digital a JR.

Por su parte, la guantanamera de 19 años Elisbet Gámez se lanzó a la alberca del Centro WFCU en los 200 metros estilo libre, y concluyó en el escalón 30 —entre 86 ondinas— con crono de 2:01.08 minutos, record personal. En la prueba de 400 metros en similar estilo, en la que concursaron 60 nadadoras, finalizó en el lugar 32 gracias a registro de 4:16.69 minutos.

«Me duele decirlo, pero no me fue bien durante el evento. En los 200 mejoré mi tiempo, pero no estuve a la altura, pues hice el mismo registro que en piscina larga. Y en la otra prueba me fue mal, porque salí muy duro y no pude aguantar el ritmo que mi entrenadora me planificó», expresó la baracoense.

El único antillano que compitió en una sola prueba fue el capitalino de 21 años y estudiante de Derecho Lázaro Vergara, quien ancló en el sitio 32 en los 200 metros mariposa con marca de 2:00.43 minutos. El trío de cubanos, la entrenadora Luisa María Mojarrieta y el comisionado nacional de la disciplina, Rodolfo Falcón, regresarán hoy a casa.

Al cierre, un total de 20 países habían obtenido medallas, y Estados Unidos marchaba a la vanguardia gracias a sus siete títulos, ocho medallas de plata y dos bronces, escoltado por Hungría (5-1-1) y Rusia (4-5-2). Curiosamente, la segunda nación mejor ubicada en el listado general le debe tal mérito a la doble monarca olímpica y recordista mundial Katinka Hosszú, quien tributó al quinteto de diademas y la plata, además de estar incluida en par de finales en la noche sabatina.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.