Andy y Kevin: ¡a pura dinamita!

En el Playa Girón del año pasado, cuando Andy debutaba en este peso, ganó Brown. Pero este año, ya adaptado, el matancero tomó revancha en la final del Córdova Cardín

Autor:

José Luis López

La mesa va quedando (casi) servida para una final de alto voltaje en los pesos ligero-welters entre el campeón panamericano Andy Cruz (MTZ) y el talentoso Kevin Brown (CMG), quienes este martes mostraron dinamita en sus puños durante la tercera fecha del Torneo Nacional de Boxeo Playa Girón, con sede en Santiago de Cuba.

Andy le dio con todo a Edwar Riverí (ART). A falta de 50 segundos para el final, le endosó una sarta de golpes rectos y en swing al rostro y el árbitro, acertadamente, detuvo el combate. Mientras, Kevin boxeó desde afuera, y en el segundo asalto, conectó derechazo recto al mentón de Irasel Parchements (LTU), quien cayó a la lona. Ahí mismo terminó el pleito.

En el Playa Girón del año pasado, cuando Andy debutaba en este peso, ganó Brown. Pero este año, ya adaptado, el matancero tomó revancha en la final del Córdova Cardín.

Además, en ese mismo peso y en un combate en el que se esperaba más intercambio, Jorge «el Jigüe» Moirán (GTM) no se agotó mucho frente a Alain Limonta (HAB), preparándose «para lo que viene». Aprovechó los fallos del rival en el ataque, conectó los golpes más precisos y venció por votación unánime.

Otra revancha que se podría ver en la final sería en los pesos mosca, entre el bronce mundial Yosbany Veitía (SSP) y Frank Zaldívar (SCU). En este cartel, el «Diablo» de Fomento se mostró veloz y efectivo para ganarle a Esmir Peña (LTU) por 5-0. Mientras, con sus habilidades, entrega y mayor renta sacada en los intercambios, Zaldívar levantó al graderío del Ateneo Armando Mestre, y dispuso con similar  votación del pinero Leonel Lores.

Vale citar además que en los welters también se presagia una final más entre el monarca olímpico Roniel Iglesias (PRI) y el subcampeón mundial Arisnoides Despaigne (SCU). Aunque no debemos olvidarnos del también local Antonio Bisset, quien transita por la zona de Roniel en el organigrama.

Iglesias abrió ocioso ante Yordan Barrera (GTM) y perdió el primer round. Pero luego se espabiló, pegó bien sus cruzados y ganchos y cerró mejor físicamente para el merecido voto de 5-0.

Entretanto, Despaigne fue un real «ciclón» para Raidel Olivares (GTM): golpes en serie desde diversos ángulos en el segundo round… y pelea detenida por el árbitro.

Y «Tonito» Bicet no se apiadó de su coterráneo Yanier Rivero. Con su buena esgrima boxística, le peleó en la media y larga distancias. Su jab fue una punta de lanza, que combinó con golpes rectos para vencer por 5-0.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.