Desventajas del hiyab

Dos cubanas participan en el Campeonato Mundial femenino de ajedrez que se desarrolla desde este sábado en Irán

Autor:

Javier Rodríguez Perera

El Campeonato Mundial femenino de ajedrez, que arrancó este sábado en el hotel Espinas Palace de Teherán la capital iraní, pasará a los anales por ser uno de los más controversiales de todos los tiempos. Primero, por la dilación que sufrió, ya que su inicio estaba fijado para finales del año pasado, y también por todo el revuelo que causó la obligación del hiyab para las 64 jugadoras participantes, requisito que hizo declinar a la china campeona mundial Hou Yifan, a la ucraniana Mariya Muzychuk, y a la argentina Carolina Luján, entre otras.

Ante esos vientos desfavorables que soplaron previo al inicio de la justa, lo importante es que el certamen cerró su compás de espera y par de cubanas pugnan por avanzar lo más que puedan en un organigrama que no se les mostró nada fácil. La santiaguera Maritza Arribas (2295), 11 veces campeona nacional y subtitular en la edición de este año, aportó lo mejor de las antillanas, tras entablar con piezas blancas ante la china Yang Shen (2479), sexta en el escalafón de su país con 27 años.

Mientras que la tunera Yaniet Marrero (2255), cuarto puesto en el pasado certamen nacional, no pudo ante la maestría de la búlgara Antoaneta Stefanova (2512) y cedió con trebejos negros. Stefanova es una jugadora que por varios años ha permanecido en la élite de esta disciplina y su momento cumbre fue en 2004, cuando se convirtió en la duodécima dama que conquistó la diadema universal.

Al cierre, Arribas con piezas negras se medía con Shen, mientras que Marrero disfrutaba la ventaja de iniciar juego ante Stefanova. Este evento se juega por el sistema de eliminación a dos partidas, y en caso de que exista igualada, irán al desempate a través de las partidas rápidas. Obviamente, de no ganar sus duelos las cubanas, se despiden de la justa.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.