Otro zurdo atravesado

El jefe técnico de la Comisión Nacional de Béisbol, Carlos Louis, le comentó al enviado especial de Jit, Roberto Ramírez, que se apreció falta de concentración en los bateadores para lograr mejores índices de efectividad frente a lanzadores zurdos

Autor:

Norland Rosendo

Por segundo día consecutivo, un zurdo les enfrió los bates a los cubanos. Si en el primer juego frente a Taipéi de China, el hombre del brazo «equivocado» no pudo impedir el éxito de los muchachos de Carlos Martí, ayer la historia tuvo otro final.

El triunfo con marcador de 4-2 fue a la cuenta del «siniestro» Ni Fu-Te, quien relevó tres entradas en las que apenas toleró un incogible y propinó tres ponches.

En su expediente consta que tuvo dos breves incursiones en las Grandes Ligas, durante las temporadas de 2009 y 2010 con los Tigres de Detroit. Sus números no fueron nada halagüeños: en 54 innings, promedió 4.33 carreras limpias por juego, dejó a 43 hombres con el bate al hombro y regaló 30 pasaportes, no ganó y perdió un partido.

El estratega cubano envió al box a Bladimir Baños, quien tuvo otra actuación meritoria (recuerden la de la Serie del Caribe). En cuatro capítulos, dejó el duelo a su favor, 2-0, gracias a remolques de Guillermo Avilés y Osvaldo Vázquez en el inning de apertura; pero su sucesor, Noelvis Entenza, no pudo sostener la ventaja y en el sexto los anfitriones pisaron tres veces la goma al combinar hit, base por bolas, tubey y par de fly de sacrificios, estas últimas conexiones frente a Leandro Martínez.

Martí le dio «agua al dominó» y probó un line up con Roel Santos (CF), Yordan Manduley (SS), Jefferson Delgado (3B), Alfredo Despaigne (BD), Guillermo Avilés (1B), Osvaldo Vázquez (R), Raúl González (2B), Víctor Víctor Mesa (LF) y Yoelkis Céspedes (RF).

Menos Manduley, Despaigne y Víctor Víctor, los demás se apuntaron un incogible per cápita. Además de Baños, Entenza y Leandro, se encaramaron en el montículo Alaín Sánchez y Miguel Lahera, quienes tampoco tuvieron el mismo acierto que el abridor. Al último le fabricaron la cuarta anotación tras conectarle par de sencillos. A la defensa, los cubanos jugaron de manera impecable.

Al evaluar el resultado, el jefe técnico de la Comisión Nacional de Béisbol, Carlos Louis, le comentó al enviado especial de Jit, Roberto Ramírez, que «apreciamos falta de concentración en nuestros bateadores para lograr mejores índices de efectividad frente a lanzadores zurdos».

Ese, supongo, sea el problema que más jaqueca le esté provocando al alto mando criollo: cómo batearle a los lanzadores del «brazo equivocado». O para ser más exactos, cómo hacerles carreras, que en definitiva son las que definen los partidos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.