La furia del «ciclón» Oliva

Villa Clara pierde el título de invicto, pero sigue liderando. Mientras Pinar le pisa los talones en la Liga Superior de Baloncesto

Autores:

Javier Rodríguez Perera
Eduardo Grenier Rodríguez

Tuvo que ser en el último juego de la segunda vuelta de la Liga Superior de baloncesto (LSB), rama masculina, el momento en que Villa Clara perdió su invicto y dejó en 13 su cadena consecutiva de victorias. Obviamente, ese resultado le basta para ser líder de la justa por el momento, mientras que el conjunto que más cerca le respira es el de Pinar del Río, que ha tenido en Yosiel Monterrey y Osmel Oliva a sus principales bujías.

En exclusiva para JR, el artemiseño Oliva explica que se ha sentido muy bien jugando para la causa vueltabajera, un equipo que es una familia y le ha hecho sentir como si estuviera desempeñándose en su conjunto original. Las metas de él son certeras, cuando apunta a que el objetivo primario es estar entre los cuatro elencos punteros y luego ir paso a paso, a discutir un título nacional para el que se han preparado con rigor.

«Pinar tiene una mezcla de jugadores jóvenes con experimentados. Además, posee una gran unión dentro y fuera del terreno, todo el mundo hala parejo y esa armonía nos ayuda a conseguir los triunfos. Las transiciones ofensivas y defensivas nos están saliendo bien, tenemos un perímetro bastante fuerte y contamos con la ayuda de los jugadores de mayor estatura en el equipo», comenta acerca de las fortalezas fundamentales de su nuevo plantel.

Precisamente, sobre la inclusión de refuerzos en la LSB, el armador opina que le parece muy buena decisión, pues cuando se acaba el Torneo Nacional de Ascenso se quedan fuera basquetbolistas de calidad, que si no son incluidos como refuerzos, pasarían mucho tiempo sin jugar, algo que no es beneficioso. «Incluso, en la fase de play off igualmente estaría bien, pues veríamos una Liga mucho más equilibrada, con mayor disciplina táctica y en la cual se reflejaría un mejor juego para el disfrute de la afición», agrega.

La inquietud de muchos aficionados, Osmel la despeja con la misma rapidez y furia con que se desmarca y entra al aro para anotar uno de sus tantos encestes. «El hecho de que yo juegue mayormente como base organizador y tenga a la vez numerosos puntos a mi cuenta debe ser porque exhibo buen tiro y soy explosivo sobre el tabloncillo, incluso, a veces me tildan de “guerrillero”, pero yo vengo de Artemisa, que es un equipo en el cual juego un papel protagónico y mi intención nunca ha sido ser individualista», concluye.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.