No se mueva de la cama

Los del gigante asiático no tienen muchas pretensiones en este torneo. Su director, el estadounidense John McLaren, confesó que ganar un juego sería un buen resultado

Autor:

Norland Rosendo

TOKIO, Japón.— Por la diferencia de horario, Cuba jugará dos veces este martes. Aclaro: dos veces, hora de Cuba; aquí será el martes y el miércoles. O sea, que hoy hubo pelota al amanecer y vuelve la tanda a la hora de acostarse. La polémica no será con la novela, sino con la cama. ¿Sueño o juego? Le recomiendo lo segundo.

Cuando usted lea esta edición, ya se sabrá el resultado del duelo inaugural contra los japoneses. De ellos ya hablamos el sábado. A segunda hora será el partido frente a los chinos, pero nada de descuidos. Miren cómo en el grupo A los israelíes sorprendieron al «todopoderoso» Corea del Sur, dos carreras a una en extrainning. No hay enemigos enanos. Y menos con los ojos cerrados.

Frente a China, el lanzador debe ser uno de los Vladimir (García o Baños). Al menos, eso sugirió Carlos Martí, quien prefiere a Lázaro Blanco para el duelo contra Australia, que debe demostrar cuál de los dos equipos sigue en la competencia.

Los del gigante asiático no tienen muchas pretensiones en este torneo. Su director, el estadounidense John McLaren, confesó que ganar un juego sería un buen resultado.

Entre sus lanzadores, aparece Bruce Chen, un ex Grandes Ligas que abandonó su retiro de la pelota, después de 17 temporadas en la MLB, para participar en este Clásico con la equipo de sus orígenes. Curiosamente, formó parte del conjunto de Panamá en la primera y segunda ediciones de este torneo de selecciones.

Si en definitiva él es la elección frente a los muchachos de Carlos Martí, hay que salir con todo al terreno. Para que no nos sorprenda el refrán: más sabe el diablo por viejo…

Casi todos los miembros de la nómina china se desempeñan en la liga de ese propio país (CBL).

Pronóstico: victoria de Cuba. Ojalá sea la segunda en un mismo día.

El swing de Martí con la prensa

Desde su llegada a Tokio, Carlos Martí no ha dejado de responder ninguna pregunta de la prensa. Sin protocolos. Dice lo que piensa. O una parte. La mayor parte, diría yo.

Tras el anuncio de Noelvis Entenza para el partido de apertura, dejó claro que no hay camisas de fuerza para el pitcheo. «Si los abridores tienen que relevar para preservar una ventaja, lo harán. Son solo tres juegos, y el propósito es avanzar a la segunda fase, en este mismo estadio, el Tokyo Dome».

Admitió que no tenía un conocimiento pleno de la regla referida al cátcher de bullpen. Se la explicaron el domingo por la mañana. Ahora no puede subir a Raúl González al roster de 28, porque eso solo puede ocurrir si se lesiona un cátcher, avalado por los médicos del torneo. Ese receptor no podrá volver a la nómina. Y el riesgo no se debe correr ahora.

Entonces, quién más podría asumir la custodia de la segunda base. «Le correspondería a Yordan Manduley, que ya se ha preparado por si le toca», aseguró el avezado mentor.

Sobre el hombre proa en el line up, no hay dudas, lance por donde lance el pitcher rival, será Roel Santos. Muchos quisieran contar con el tridente de Frederich Cepeda, Alfredo Despaigne y Yosvani Alarcón en la alineación, pero Martí descartó esa variante.

«¿Dónde pongo al tunero?», inquirió en el diálogo. Y se respondió él mismo: «En la receptoría, Frank Camilo es el mejor actualmente, a la defensa no hay ni un milígramo de dudas, y está bateando bien».

¿Y en primera?. «¿Por quién? William Saavedra es el titular de esa posición, en el último juego de preparación bateó de 4-4», afirmó.

Para el cierre dos noticias. Una no tan fresca, pero muy valiosa y halagadora, en el Todos Estrellas y encabezando el top ten de los mejores jugadores en los tres clásicos anteriores aparece Frederich Cepeda, quien sigue diciendo que lo importante no es él, ni sus números en lo particular, sino el equipo, que Cuba gane. Bien por Cepeda.

La otra la difundió ayer el sitio de la MLB: tres cubanos figuran entre los mejores prospectos del torneo. Son ellos Yoelkis Céspedes, Víctor Víctor Mesa y Raidel Martínez. Siguen naciendo estrellas en la Isla.

Ve por lo que no se puede dormir. Este Clásico promete.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.