De tal Urquiola, tal astilla

Hijo de uno de los mentores más exitosos de la pelota cubana, Alexander Urquiola trata de impregnarle el mismo espíritu ganador de su padre a los muchachos de Pinar del Río en el torneo sub-23

Autor:

Norland Rosendo

El padre no sabía cómo decírselo. Su hijo tenía muchas ilusiones; soñaba con ser como él y ya estaba, incluso, en la Liga de Desarrollo. Pero el viejo Urquiola no tenía dudas. Don Alfonso quería que su hijo fuera bueno en algo y como jugador de béisbol no lo iba a ser, así que un día lo sentó y le soltó sin muchos rodeos lo que venía ensayando hacía tiempo: «Alexander, dedícate a los estudios, o a otra cosa, que tú pelotero no das».

Pero el muchacho ya se había propuesto seguir los pasos del padre. «Si no puedo ser un atleta como tú, trataré de dirigir equipos parecido a ti», le respondió. Así comenzó la historia del hombre que hoy está al frente del conjunto de Pinar del Río en la 4ta. Serie Nacional sub-23: Alexander Urquiola Hernández, el hijo de Alfonso.

Ellos son la segunda pareja de padre e hijo que asume las riendas de un equipo en torneos élite de la pelota cubana, según nos confirmó la enciclopedia viviente del deporte, Osvaldo Rojas Garay.

La primera dupla de ese tipo la integraron los pineros Diosdado Pantoja (en el puesto de mando de la Isla de la Juventud en las temporadas 84-85, 85-86 y 86-87) y su vástago Frank (92-93, 93-94 y 94-95).

—Tu padre ha sido uno de los mejores mentores de Cuba, ¿qué hay de él en tu forma y estilo de dirigir?

—Es un gran reto para mí dedicarme a lo mismo que él, sobre todo porque es muy ganador; me sirvió mucho haber estado a su lado durante tres temporadas en la Serie Nacional, fue una experiencia muy positiva en mi formación.

—¿En cuáles aspectos quisieras ser como él?

—Ojalá pudiera aunque sea acercarme un poquito. Él me decía algo muy importante que yo he ido poniendo en práctica: uno gana los juegos en el mitin, en lo que seas capaz de lograr con los muchachos en ese momento. Que crean en lo que le dices, que haya disciplina y unión entre todos. Ahí está la clave del 90 por ciento de la victoria.

—¿Y en qué aspiras a superarlo?

—Desde mis inicios en estos trajines tratar de no imitarlo, solo de coger lo positivo y aplicarlo, pero sin dejar de ser yo mismo.

—¿Te ha dado algún consejo específico?

—Que escuche a todo el mundo. Por eso me gusta intercambiar con otros entrenadores, algunos de mucha experiencia como Guillermo Carmona, Jorge Fuentes, ahora Luis Ulacia, que está dirigiendo a Camagüey en este campeonato. Pero no solo les pongo atención a ellos. Mi papá siempre me ha dicho que la persona que menos uno imagine puede darte un consejo, una idea valiosa. Un barrendero de calle también puede ayudarte a descifrar un problema del equipo, a encontrar una posible solución.

—Conversemos sobre la selección que diriges, ¿cuál es la aspiración en este torneo?

—Lo más importante es que los muchachos se desarrollen, que cada uno adquiera las habilidades y las demuestre en el terreno.

—¿Y competitivamente?

—Hemos entrenado para incluirnos en la postemporada.

—Se nota que la mayoría de los jugadores cubanos presentan deficiencias que debieron corregir antes, ¿qué piensas al respecto?

—Yo trabajé en las categorías inferiores y es cierto que se arrastran muchas dificultades, pero el mismo sistema obliga a que estos muchachos quemen etapas y no evolucionen como deberían por culpa del «championismo». A los entrenadores los juzgan por los resultados en las competencias y no por los progresos técnicos y tácticos de los jugadores. Esa forma de evaluar hay que modificarla por el bien de la pelota cubana.

—¿Cómo valoras este torneo sub-23?

—Tenemos que lograr que nuestros atletas jueguen más de lo que entrenan. Las habilidades, el oficio del que tanto se habla, se adquieren en el terreno. Lo ideal es que estos muchachos efectúen más partidos, cuando en otros países con esas edades participan en cerca de cien juegos por temporada.

Resultados del sábado.

El equipo de Santiago de Cuba alcanzó su oncena victoria en la 4ta. Serie Nacional Sub-23. Foto: Tomada del Períodico Sierra Maestra

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.