Estrellas sobre la loma

Los equipos de Santiago de Cuba y Camagüey siguen gozando de una ventaja comodísima en la zona oriental y en el oeste, Artemisa conserva la cima, pero con un pelotón que le araña las espaldas

Autor:

Norland Rosendo

Sigue la «emulación» entre los lanzadores por encabezar el ranking de la sub-23. El lunes fueron Ulfrido García (SCU), Javier Mirabal (VCL), Misael Villa (ART) y Yariel Rodríguez (CAM) los que exhibieron sus credenciales; ayer les tocó a Geonel Gutiérrez (ART), Dariel Góngora (CAM) y Yosver Zulueta (VCL) guiar a sus respectivos equipos a los segundos triunfos en la subserie.

En otra actuación descollante en lo que va de torneo, Góngora lanzó los nueve innings frente a Guantánamo dibujando ceros con el pincel de su mano zurda y algo que ha sido raro en el certamen: sin regalar boletos. ¿Un dato más?: ¡propinó 14 ponches!. Él solo sacó más outs que el resto de su equipo a la defensa.

Ahora el camagüeyano se jacta de tener cuatro éxitos sin reveses con una efectividad de 0.51 y WHIP de 0.68. Casi poncha a cinco adversarios por cada pasaporte que regala (33/7). Números de otra galaxia; digo, de otra pelota.

A su tercer triunfo llegó el Cazador Gutiérrez (zurdo también), que en seis entradas no permitió anotaciones ayer, ocho matanceros se fueron al banco por la vía de los strikes y dos le llegaron caminando a la inicial. Sus estadísticas globales andan muy por encima de la media: 0.47 de PCL y 0.68 WHIP, y más de tres ponches por cada base por bolas (18/5).

Aunque con susto, pues tras su salida del box vio pasar un desfile por la lomita antes de que se consumara la victoria naranja frente a La Habana por la mínima (5-4), el derecho Yosver Zulueta, otro de los talentos de este campeonato, logró su segunda sonrisa y se consolidó como el líder en ponches con 38, al sumar la decena de «tragos de café amargo» servidos a la batería azul.

Este martes, su recta se mantuvo rondando las 90 millas por hora, incluso, en el séptimo capítulo le registraron un envío a esa velocidad, y apenas obsequió tres boletos, lo que refleja una mejoría ostensible de su control respecto a las presentaciones anteriores. Su efectividad bajó a 1.38 y su promedio de embasados por inning es de 1.11, afectado sobre todo por las 15 bases por bolas otorgadas.

Más allá de la labor monticular, los equipos de Santiago de Cuba y Camagüey siguen gozando de una ventaja comodísima en la zona oriental y en el oeste, Artemisa conserva la cima, pero con un pelotón que le araña las espaldas.

Este martes también fue noticia el debut del pinero Leonardo Urgellés en el béisbol japonés. Nos contó desde aquella nación el amigo fotógrafo Yuhki Ohboshi que el cubano bateó en el séptimo inning en sustitución del pitcher, conectó un hit por el cuadro y se ponchó en el siguiente turno. En la segunda división, su equipo de los Dragones de Chunichi derrotó 4-1 a los Halcones de SoftBank.

Y en la liga élite, Alfredo Despaigne disparó un tubey en cinco veces al bate ayer y empujó par de carreras en el triunfo de los Halcones, por 7-5, frente a Nippon Ham.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.