Kilómetro de oro

En la primera parada de la Copa del Mundo en Montemor-o-Velho, Portugal, el espirituano Serguey Torres y su compañero cienfueguero Fernando Dayán Jorge Enríquez lograron el oro

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Acorde a como se mostraron los dos heats clasificatorios del C2 a 1 000 metros, teniendo en cuenta que lograron el segundo mejor tiempo de los nueve botes que avanzaron a la final y estar posicionados por la disputa del título en un carril favorable, el espirituano Serguey Torres y su compañero cienfueguero Fernando Dayán Jorge Enríquez me aseguraron que regresarían a Cuba con un oro o una plata, no había márgenes para otro resultado.

Y en efecto, de la primera parada de la Copa del Mundo en Montemor-o-Velho, Portugal, ambos canoístas, al menos por ahora, retornarán con una corona que puede saberles a gloria, por ser el primer gran resultado de ellos juntos en un año y siete meses y por empezar por un camino dorado la ruta que conduce hacia el Campeonato Mundial en la ciudad checa de Racice, del 23 al 27 de agosto.

Al mediodía de este sábado en Portugal, el binomio antillano exteriorizó toda la euforia pendiente de Río 2016, cuando no pudieron alcanzar medallas y no quedó más que conformarse con el sexto puesto. Ayer fue todo muy distinto, el lago de Montemor-o-Velho y la voracidad de victoria de ellos así lo quisieron, pues el bote ucraniano de Dmytro Ianchuk y Taras Mishchuk, bronceado en la cita estival pasada, culminó en segundo puesto con 3:33.580 minutos, casi tres segundos más que el 3:30.960 dorado de los cubanos. El bronce lo obtuvo una pareja de España.

Luego de la premiación, Seguey declaró a JR que nunca hay regatas fáciles y pensar lo contrario puede llevar al fracaso hasta al atleta más bien preparado. «Teniendo en cuenta que los ucranianos alinearon a nuestro lado, era suficiente medidor para empezar la carrera. El tiempo estuvo perfecto, solo aire a 11 km/h, y nos concentramos muy bien para sacar el máximo de nuestras posibilidades, tanto fue así, que nos quedamos a solo un segundo de nuestra mejor marca», aseguró Torres. El registro tope de ellos es de 3.29.60 minutos, logrado en La Coronela.

Hoy los antillanos saldrán a remar en la final directa del C1 a 5 000 metros, en la que Serguey fue titular hace dos años en este propio evento. «Vamos por preseas, han cambiado el formato de competencia y ahora lo harán dando vueltas en solo 250 metros, cuando antes eran casi tres kilómetros prácticamente rectos y luego completamos el tramo dando vueltas», explicó.

La dupla cubana y su entrenador Yosniel Domínguez llegarán a Budapest, Hungría, el martes venidero para intervenir en la segunda fase de este evento que comenzará el viernes en Szeged.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.