Víctor Mesa: lo más complicado es batear

El entrenador de bateo de la selección cubana comenta a JR las causas por las que la ofensiva criolla está pasiva

Autor:

Julieta García Ríos

Charlotte, Carolina del Norte.— Antes de llegar a Carolina del Norte, los mejores resultados que traían los peloteros cubanos de la Liga Independiente Can-Am eran los números ofensivos, pues pese a sus 16 derrotas en 21 partidos habían conectado un total de 224 indiscutibles (cinco tubeyes, tres triples y cinco cuadrangulares).

Sin embargo, las cosas cambiaron al llegar a esta ciudad. En los dos choques iniciales con los universitarios del USA Baseball solo han pegado ocho hits. Y con esa sequía, como es obvio, no hay victoria.

Para conocer el porqué de esta situación, JR conversó con Víctor Mesa, entrenador de bateo del equipo Cuba.

«Nos hemos enfrentado a un pitcheo de Grandes Ligas. Los USA Baseball son muchachos de 19 y 20 años con muy buenas condiciones y esa es la mejor arma que tienen. Ninguno ha bajado de las 90 millas y con esa velocidad y lanzando en las zonas vulnerables han hecho estragos», dice el actual mánager de Industriales, quien confiesa que la pelota es diversión, disfrute.

«Tiran duro, pegado a la cara —casi la rozan—, pero bien lanzados y no dan dead ball. Y el bateador se preocupa y se separa. Un pelotazo a la cara o a la cabeza es fatídico. Así acomodan al bateador a su pitcheo y detrás de ese envío vienen con slider hacia fuera.

—¿Qué hacer entonces?

—Entrar al cajón de bateo y darle a la bola por donde venga.

—Los ocho escasos hits conectados en los primeros juegos vinieron de los brazos más experimentados: Raúl González (4), Yosvani Alarcón, Yordanis Samón, Olber Peña y Juan Carlos Torriente (1). ¿Qué les ha pasado a los prospectos Víctor Víctor Mesa y Yoelkis Céspedes?

—Ellos en Cuba no están acostumbrados a lanzadores tan rápidos y aquí llegan al noveno inning tirando 90 millas.

«A una recta de 92 millas es muy difícil pegarle. Cuando se es joven cuesta más. No olvides que en la pelota lo más complicado es batear. Eso se va aprendiendo, pero no te preocupes, que ellos darán sus hits.

«Víctor Víctor, Yoelkis Céspedes y Norel González son algunos de los jóvenes que están dando la talla hoy en el béisbol cubano».

—Con 18 derrotas acumuladas aumenta la presión por ganar… ¿cuáles son las proyecciones?

—Haremos ajustes, pero hay cosas que no las vamos a resolver en estos momentos. En La Habana tendremos que reunirnos con el Comisionado Nacional para sacar experiencia de la Can-Am y el tope. La idea es trabajar con perspectivas a Tokio 2020. Allí es donde hay que recoger los frutos.

—El tope es para ganar experiencia…

—Sí, para el actual ciclo olímpico, pero esto todavía no se acaba. Los muchachos están bien de ánimo y son disciplinados.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.