La Habana lideró los puños dorados

La Olimpiada Nacional Juvenil atestiguó la corona por provincias obtenida por el representativo de La Habana, al engrosar un botín de tres títulos y un segundo lugar

Autor:

Juventud Rebelde

Aunque de manera reñida, lo cierto es que el certamen boxístico de la Olimpiada Nacional Juvenil, efectuado en la concurrida Sala Yara en Sancti Spíritus, atestiguó la corona por provincias obtenida por el representativo de La Habana, al engrosar un botín de tres títulos y un segundo lugar, según informó Jit.

Durante la recta final del torneo, los habaneros Jean Marcos Sánchez (56 kg), Cristian Pinder (81 kg) y Roiniel Rodríguez (91 kg) impusieron su esgrima pugilística ante el cienfueguero Erislandy Álvarez, el villaclareño Jefferson Alejandro Vila y el santiaguero Freddy Alberto Pérez, respectivamente. En esa instancia también el villaclareño Dayán Castro (75) dominó en toda la línea a Javier González.

La provincia que más puso en aprietos a los capitalinos fue la anfitriona, que cubrió el trayecto en la segunda posición, con dos preseas doradas, una de plata y otra de bronce. El local Idalberto Umará (64 kg) superó al indómito Raikol Leonard, al igual que su compañero Alejandro Claro (52 kg), victimario del granmense Marlon Suárez.

Una escuadra con tradición y resultados favorables en este deporte, Santiago de Cuba, obtuvo seis metales, pero solo uno de sus integrantes escaló a lo más alto del podio, Yoenis Téllez (67 kg), quien rindió al guantanamero Juan Oneider Ilizatigui. En total, acumuló ese cetro, tres subtítulos y dos bronces, para acomodarse en la tercera plaza.

Pinar del Río, Guantánamo y Camagüey se repartieron el resto de las diademas gracias a Yusniel Abrantes (49 kg), Richard Colón (60 kg) y Dainier Peró (+91 kg), airosos sobre Yorisbael Atalí (Sancti Spíritus), Heider Despaigne (Santiago de Cuba) y Leunam Silvera (Pinar del Río), por ese orden.

Se presentaron 125 competidores de todas las provincias, con La Habana, Camagüey y Santiago de Cuba como las más representadas, con 12 exponentes cada una, y Sancti Spíritus con nueve; la categoría con más atletas inscritos fue la de 64 kg, con 17. Todas las decisiones finales concluyeron por votación unánime.

El cuadro de honor de la justa quedó integrado por el púgil más destacado, el yayabero Umará (64 kg), la distinción de boxeador más combativo descansó en el vueltabajero Abrantes (49 kg), la pelea más sobresaliente fue la protagonizada por el santiaguero Téllez y el artemiseño Pedro Ernesto Gracial en la división de 69 kg, en tanto el mejor entrenador resultó el capitalino Manuel Álvarez y el árbitro más destacado fue el matancero Amehd Hernández.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.