Maratón en vena

La carrera coincide con los festejos por el Día de la Cultura Física y el Deporte

Autor:

Eduardo Grenier Rodríguez

Con las primeras luces del alba, miles de intrépidos andarines salieron a las calles en busca de una meta. Unos corrieron a la par del reloj tras una marca que posibilitara el acceso a una medalla, o simplemente por el mérito de llegar entre los primeros. Otros, igual de atrevidos, pese a ser menos dotados físicamente, se enfrascaron en su gran lucha personal: llegar a la línea final a cualquier precio.

Así transcurrió este sábado la maratón que cada año convierte al país en una gran carrera: Maracuba 2017. De Pinar del Río a Guantánamo, sin importar si el escenario era un pueblito recóndito o una ciudad, el estupor de la muchedumbre convirtió las arterias en un hervidero de fondistas y practicantes del deporte, en lo que constituyó el preámbulo ideal para el más relevante de los maratones cubanos: Marabana, que tendrá lugar en la mañana de este domingo en las calles de la capital.

La familia Reyes García estará hoy en la línea de salida del Marabana.

La tradicional carrera habanera no puede llegar en mejor momento: hoy, 19 de noviembre, Cuba celebra el Día de la Cultura Física y el Deporte, jornada festiva para los amantes del mundo del músculo en la Isla y que esta vez estará matizada por la presencia de miles de cubanos y extranjeros en la maratón, en una muestra que reafirma la máxima de que «el deporte es un derecho del pueblo».

Un ejemplo de la pasión de la población antillana de la actividad física y específicamente por las carreras de fondo lo constituye la familia Reyes García, del municipio de San Antonio de los Baños, en Artemisa, cuyos miembros son asiduos corredores, año tras año, de muchos de los maratones que se efectúan en la Isla, esencialmente de Marabana.

Este domingo no será la excepción. «Estaremos otra vez compitiendo en familia, demostrando que la maratón también corre por nuestras venas. Este año me acompañarán, como es costumbre, mis dos hijos, mientras mi esposa estará por segunda vez y mi nuera debutará con el afán de llegar a la meta», aseguró Jorge Reyes González, quien practica el atletismo desde edades tempranas.

«Mi familia es amante del atletismo, incluso en estos tiempos en que también nos hemos aficionado al fútbol y a la pelota, pero en las maratones encontramos el aliciente que necesitábamos para competir y practicar deporte, y por eso cada año estamos en Marabana, en las carreras en honor a Terry Fox, en las de homenaje a Mandela o en cualquiera que surja tanto acá en San Antonio como en provincias aledañas.

«Nosotros hemos ido a Pinar del Río, a Artemisa, siempre para competir y superar nuestras marcas. Yo, por mi edad, ya no puedo aspirar a entrar entre los primeros, pero igual intento marcarme propósitos y luego superarlos. Así les inculqué a mis hijos el amor por la maratón y formamos parte todos del club Ariguanabo, que reúne a los amantes de las carreras de fondo en nuestro municipio», explicó Jorge Reyes.

Lisel García, la esposa de Jorge, hace solo un año se incorporó a los Marabana, sin embargo, desde mucho tiempo antes asistía para apoyar al resto de su familia. Al parecer, la adrenalina de la gente en las calles la contagió y ya su participación completa uno de los sucesos icónicos de la carrera capitalina, que cada año acoge a muchas de estas familias anónimas, a gente con discapacidades, a ancianos que practican deportes en busca de un estado saludable, a niños de la mano de sus padres.

En Marabana te puedes encontrar un manojo de situaciones sorprendentes y gratificantes. Basta con darse una vuelta en la mañana del domingo por las calles más emblemáticas de La Habana para ver un mar de gente, demostrando que la práctica del deporte es un ejercicio que vale la pena.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.