Temporada de supercampeones

Justo antes de las competencias ligueras, se han ido disputando los primeros trofeos del año, las llamadas Supercopas, en las que se enfrentan los campeones de los torneos domésticos

Autor:

Enio Echezábal Acosta

La campaña futbolera en Europa ha comenzado, luego de una pretemporada que mantuvo a los clubes muy ocupados en el ajuste de sus «maquinarias» de cara al largo curso que se avecina. Entre partidos más o menos amistosos y fichajes de última hora, hemos cruzado la línea de partida para otros nueve meses de emociones y muchas sorpresas.

Justo antes de las competencias ligueras, se han ido disputando los primeros trofeos del año, las llamadas Supercopas, en las que se enfrentan los campeones de los torneos domésticos —o continentales— con el objetivo de determinar la superioridad a nivel local o internacional.

Francia y Portugal fueron los primeros en definir sus reyes absolutos. El pasado 4 de agosto, en el estadio del centro deportivo universitario Shenzen, el París Saint-Germain goleó 4-0 al Mónaco, con doblete de Ángel Di María, más uno per cápita de Christopher N’kunku y Timothy Weah.

Mientras, esa misma fecha en el Municipal de Aveiro, el Porto volvió a demostrar su poderío en tierras lusas, y  superó 3-1 al modesto Deportivo Aves, con dianas a la cuenta de Yacine Brahimi, Maxi Pereira y Jesús «Tecatito» Corona. Por los derrotados, Claudio Falcao hizo el del honor. 

Un día más tarde, el demoledor Manchester City de Pep Guardiola se quedó con el Community Shield al vencer 2-0 al Chelsea. Por los citizens, Sergio «Kun» Agüero fue el héroe, con par de perforaciones sobre la cancha de Wembley.

En Alemania, el Bayern pudo desquitarse con creces de la derrota sufrida en la pasada final de Copa, cuando el Eintracht Frankfurt se llevó el título con marcador de 3-1. Ahora comandados por Nico Kovac, entonces técnico de los francforteses, el pasado domingo 12, los bávaros arrasaron 5-0 a sus rivales, con hat-trick de Robert Lewandowski, más sendos goles de Kingsley Coman y Thiago Alcántara.

Tal vez una de las más esperadas superfinales se celebró también hace tres días en Tánger, Marruecos. Allí se disputó por primera vez a partido único y fuera del territorio europeo, la Supercopa de España. Aunque más cerrado que el último enfrentamiento entre catalanes e hispalenses, el resultado fue el que todos imaginaban: el Barcelona remontó una temprana desventaja puesta por Rodrigo Sarabia, y gracias a Gerard Piqué y Ousmane Dembelé recuperó la primacía en la nación ibérica.

De momento, solo quedan por definirse dos títulos en el  Viejo Continente. Hoy será el turno para la Supercopa Europea, en la que habrá derbi madrileño cuando el Real y el Atlético se enfrenten en el estadio Lilleküla de Tallin, capital de Estonia.

Por último, los italianos tendrán que esperar hasta 2019 para saber si la Juventus repetirá o el Milán será el nuevo rey de la Supercoppa, la cual se disputará en enero próximo en Arabia Saudita.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.