Gallos con dientes

Con la expectación que causa la lucha por ocupar los cuatro puestos clasificatorios para los play off, los ojos se empiezan a posar sobre Sancti Spíritus

Autor:

Luis Autié Cantón

La cosa sigue encendida en la tabla de posiciones de la 58va. Serie Nacional de Béisbol, y ahora, junto con la expectación que causa la lucha por ocupar los cuatro puestos clasificatorios para los play off, los ojos se empiezan a posar sobre Sancti Spíritus, equipo cuya racha de victorias se ha puesto a solo un juego de diferencia del líder. Calentito el asunto.

Los del Yayabo no tuvieron piedad frente al pitcheo naranja y ligaron 19 imparables, que se tradujeron, a la postre, en una friolera de 17 carreras. Para los dirigidos por Eduardo Paret, el quinto episodio fue una pesadilla. Tras la salida de Freddy Asiel Álvarez, Yadiel Machado comenzó boleando a Geyser Cepeda, para desatar luego un vendaval de siete hits consecutivos que, mezclados con errores y boletos de libre tránsito, permitieron a los Gallos pisar el home en ocho ocasiones. Tres lanzadores desfilaron por el box villaclareño en esa entrada.

En total, siete innings a la ofensiva tuvo Sancti Spíritus, y en los siete logró pisar el home. Una barbaridad. Con este triunfo, los Gallos establecieron una nueva marca en cuanto a racha de victorias consecutivas en la segunda etapa, con ocho.

Por otro lado, en el estadio Calixto García, el derecho  Yadián Martínez sentó cátedra de pitcheo frente a los Cachorros holguineros, para que Las Tunas se impusiera cómodamente seis carreras por cero.

El mayabequense «nacionalizado» tunero se enfrentó con su slider a 28 bateadores y ponchó a ocho, para dejar en blanco el marcador de sus contrarios, quienes solo pudieron batearle de hit en dos ocasiones. Yadián lanzó los nueve innings completos, algo que cada vez resulta menos usual en el béisbol. Su rival, el camagüeyano-holguinero Yosimar Cousín, se anotó la derrota.

De esta forma, el derecho de Mayabeque bajó su promedio de limpias hasta 2,38, para ponerse bien cerca de Frank Luis Medina (2,34), líder.

En el José Ramón Cepero, Vladimir García no pudo acallar los maderos azules, y Ciego de Ávila cayó derrotado, por segunda ocasión en esta subserie, frente a un equipo de Industriales que parece haber encontrado la fórmula para ganarles a los Tigres.

El derecho avileño, que había entrado en las postrimerías del encuentro anterior, con el fin de socavar las aspiraciones de remontada contraria y adjudicarse el punto por juego salvado,  permitió en esta ocasión 12 indiscutibles y le anotaron cinco carreras en cinco entradas y un tercio. Al final, los de Rey Vicente Anglada vencieron ocho carreras por una y se llevaron la subserie.

Lo que viene tiene su puntito. Industriales intentará incluirse en los puestos de clasificación cuando enfrente a Holguín, único equipo que ha caído en barrena. Villa Clara, cuarto pasajero de la tabla, se medirá ante Ciego de Ávila para olvidar la escoba de plumas recibida frente a los espirituanos. Estos últimos, a su vez disputarán la subserie más atractiva de todas, cuando intenten mantener su racha de imbatibilidad frente a Las Tunas, tres partidos que podrían trastocar la cima de la tabla.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.