EE.UU. hace campaña contra el MAS

La votación para elegir a los miembros de la Asamblea Constituyente será el domingo

Autor:

Juventud Rebelde

El pueblo que celebró la asunción de Evo Morales ahora va a la Constituyente. Foto: Prensa de Frente. LA PAZ, junio 27.— El presidente boliviano, Evo Morales, denunció que Estados Unidos intenta afectar el apoyo a su partido en las elecciones del domingo para conformar la Asamblea Constituyente, y aseveró que el MAS obtendrá, al menos, un 70 por ciento de respaldo.

En declaraciones dadas a conocer por el periódico La Razón y divulgadas ampliamente por agencias de prensa, el Jefe de Estado de Bolivia aseveró que en Washington «ya han hecho sus cálculos, el Movimiento al Socialismo (MAS) va a ganar con 70 u 80 por ciento, y están diciendo ahora que vamos a atentar contra la democracia».

Los pronunciamientos de Morales fueron formulados el lunes, durante la reinauguración de otro hospital avituallado con equipos médicos donados por Cuba en la localidad sureña de Tarabuco, en Sucre, y reiterados durante otro acto celebrado después en Tarija.

Según explicó DPA citando a The Miami Herald, fue Adolfo Franco, jefe de la denominada Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID), quien aseguró que el gobierno boliviano ha demostrado «sus inclinaciones (...) para promover reformas potencialmente antidemocráticas a través de la Constituyente».

De acuerdo con los informes locales, Franco sugirió que «la paciencia de la Casa Blanca comienza a agotarse. No nos gustaría ver el patrón, el modelo de Venezuela, repetido en Bolivia».

A semejantes declaraciones intimidatorias y chantajistas se sumaron después las de John Walters, principal funcionario de la agencia antidrogas de Estados Unidos, quien añadió que Bolivia «aún no colabora lo suficiente» con Estados Unidos en la llamada lucha contra el narcotráfico.

Ambos fueron refutados por el ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, quien calificó dichas actitudes como temerarias, infundadas y motivadas por intereses meramente políticos, reportó PL.

Entrevistado por la agencia, Quintana agregó que las afirmaciones de Walters parecen evidenciar una ofensiva política para deslegitimar y socavar la autoridad gubernamental, con argumentos que ignoran la clara y decidida política boliviana contra el narcotráfico, y demandó a la administración norteamericana comprensión de la decisión antidrogas del gobierno.

Lo que pasa, agregó, es que Estados Unidos no quiere negociar, sino imponer sus posiciones, y no vamos a dejar que nadie imponga criterios, expresó.

Por su parte, el canciller David Choquehuanca adelantó que la nueva política antinarcóticos preservará la hoja de coca por su valor cultural ancestral y por ser benéfica en estado natural, y reprimirá, con un plan denominado «cocaína cero», su uso para producir droga.

Por otra parte, parece poco probable la posibilidad de un debate entre los dirigentes del MAS y las fuerzas de la oposición con vistas a la votación del domingo, tras la negativa del Movimiento al Socialismo a polemizar con quienes apelan a la guerra sucia, explicó PL.

Los retos al debate, formulados por el opositor Poder Democrático Social (Podemos), de Jorge «Tuto» Quiroga, y Unidad Nacional (UN) se estrellaron con la negativa del dirigente y senador del MAS, Antonio Peredo, quien confirmó la línea marcada por la organización en las elecciones generales de diciembre pasado, cuando su partido decidió no debatir con quienes apelan a los golpes bajos mediáticos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.