Hizbolá podría atacar Tel Aviv, advierte líder chiita

Denuncian que investigación israelí sobre masacre de Qana es «encubierta». Mueren ocho palestinos en la Franja de Gaza

Autor:

Juventud Rebelde

Arriba, Tel Aviv, la prosperidad del agresor. Abajo, Beirut, el destrozo y la miseria infligidos por los misiles israelo-norteamericanos a un pueblo laborioso. Foto: AP BEIRUT, agosto 3.— El líder del grupo chiita libanés Hizbolá (Partido de Dios), Hassán Nasrallah, advirtió este jueves en una declaración televisiva que Tel Aviv podría ser atacada si Israel bombardea Beirut, reportó AFP.

«Si ustedes bombardean nuestra capital, nosotros bombardearemos la capital de su agresiva entidad», en alusión a Tel Aviv, considerada internacionalmente la capital de Israel, excepto por el Estado sionista, que ilegalmente declara como tal a Jerusalén.

«El poderoso ejército israelí solo se ha mostrado capaz de bombardear a civiles, mujeres y niños», añadió, y puntualizó que Hizbolá detendría sus lanzamientos de misiles contra el norte de Israel, si este ponía fin a sus ataques sobre áreas civiles en el Líbano.

Desde horas de la mañana, señaló EFE, Hizbolá lanzó unos 160 cohetes contra Israel, lo que eleva a 2 300 el total de proyectiles disparados por la milicia chiita desde el comienzo de las hostilidades, el pasado 12 de julio.

Durante la jornada, el sur de Beirut y del Líbano sufrieron inmisericordes bombardeos, poco después de que el primer ministro, Fouad Siniora, ubicara en más de 900 el número de muertos por la invasión de Tel Aviv.

Socorristas de la Media Luna y la Cruz Roja buscan víctimas entre el ulular de las ambulancias que se abren paso por las callejuelas del distrito capitalino, donde residen musulmanes chiitas, refugiados palestinos de la primera oleada y cristianos pobres.

La reedición de los ataques coincide con un informe del primer ministro libanés, que además de la cifra de fallecidos ya mencionada, reporta

3 243 heridos, muchos de los cuales quedarán mutilados por la metralla de los proyectiles, incluidas las proscritas bombas de fósforo de fabricación estadounidense.

En otra información, EFE señala que ocho civiles israelíes murieron al ser alcanzados por varios cohetes Katiusha lanzados por Hizbolá contra la región de Galilea, en el norte de Israel, mientras que tres soldados hebreos perdieron la vida en combates en el sur de Líbano.

Este jueves, la organización Amnistía Internacional (AI) denunció en Londres que una investigación israelí sobre la masacre de 57 civiles de Qana, en el sur de Líbano el pasado domingo, «fue inadecuada y estuvo encubierta».

En conversación con ANSA, Nicole Shoueiry, portavoz de AI, declaró que su grupo considera que Israel «ha cometido crímenes de guerra». «Las evidencias que tenemos de familiares que sobrevivieron a los ataques (…) difieren mucho de las conclusiones de la pesquisa israelí, por eso estamos hablando de crimen bajo la ley internacional».

La investigación israelí había concluido que sus tropas «operaron según la información recibida acerca de que ese edificio (en Qana) no estaba habitado por civiles».

Por otra parte, en la palestina Franja de Gaza, AFP dijo que ocho palestinos murieron en un enfrentamiento en la zona meridional de Rafah, donde los milicianos intentaron impedir el avance de unos 50 carros blindados israelíes.

Desde la captura de un soldado hebreo a finales de junio, unos 160 palestinos han muerto por la invasión a la franja. La organización israelí de derechos humanos Btselem ha podido confirmar que casi la mitad de los muertos son no combatientes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.