Diciembre fue el más sangriento para Estados Unidos en Iraq

Prosiguen manifestaciones de recordación de partidarios de Hussein ante su tumba

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: AP BAGDAD, enero 1.— El ejército estadounidense anunció la muerte de dos militares que perdieron la vida el domingo al norte de Bagdad, con lo que ascendieron a 110 sus bajas en Iraq durante diciembre, que se ha convertido así en el mes más sangriento en dos años para las tropas de Estados Unidos, apuntó AFP.

Con estas ascienden a 2 993 el número de militares norteamericanos muertos en Iraq desde la invasión del país, en marzo de 2003, según un balance de la AFP elaborado a partir de cifras del Pentágono.

Mientras, los partidarios de Saddam Hussein proseguían este lunes rindiéndole homenaje ante su tumba, en su pueblo natal cerca de Tikrit, y los iraquíes se preguntan sobre las consecuencias para su país del ahorcamiento del ex dictador, comentó la propia agencia.

Afirmando ser miembros del disuelto partido BAAS, los manifestantes —entre los que había algunos armados— enarbolaron inmensos retratos del «mártir y héroe Saddam Hussein».

La manifestación se desarrolló sin incidentes y sin la presencia de ningún miembro de las fuerzas de seguridad iraquíes o del ejército estadounidense.

Mientras tanto, en Tikrit, centro de la tribu a la que pertenecía el presidente derrocado, permanecían instaladas decenas de tiendas de duelo, donde partidarios de Saddam le rendían un último homenaje, bebiendo café negro y escuchando versos del Corán.

En Ammán, la hija mayor de Saddam, acompañada de otros cientos de personas, se manifestó, como medida de protesta por la ejecución de su padre. La primogénita, que vive en Jordania, solo estuvo presente unos minutos, para dar las gracias a los protestantes.

El Comité de los ulemas musulmanes, principal entidad religiosa sunita en Iraq, culpó a los estadounidenses de la ejecución de Saddam, y llamó a los iraquíes a frustrar sus planes, en un comunicado difundido el lunes.

Saddam Hussein fue enterrado en una propiedad de su familia, al lado de sus hijos, Udai y Ussai, a quienes el ejército estadounidense mató el 22 de julio de 2003 en Mosul (norte).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.