Se reanudaron negociaciones sobre la península coreana

La reunión sobre el tema nuclear tiene expectativas de posibles avances en la solución del diferendo

Autor:

Juventud Rebelde

BEIJING.— Las negociaciones a seis bandas sobre el tema nuclear en la península coreana se reanudaron este jueves en Beijing, en medio de expectativas de posibles avances en la solución del diferendo.

Esta reunión será un buen comienzo para la implementación de la declaración conjunta y un nuevo punto de arranque en el proceso de desnuclearización de la península coreana, declaró en un discurso el vicecanciller chino, Wu Dawei, dice PL.

Representantes de China, Estados Unidos, Rusia, Japón, Corea del Sur y la República Popular Democrática de Corea (RPDC), encabezados por el vicecanciller chino, dieron inicio a la tercera fase de la quinta ronda negociadora.

Esta precisión tiene un significado: la cuarta ronda concluyó el 19 de septiembre de 2005 con la firma de una declaración conjunta para solucionar el problema, y se suponía que en la quinta ronda se acordarían los pasos a dar para implementar lo acordado.

Pero la primera fase, efectuada en noviembre de 2005, concluyó abruptamente en protesta de Pyongyang por las sanciones financieras adoptadas por Washington contra ese país.

La segunda fase tuvo lugar en diciembre pasado, luego de 13 meses de suspensión, gracias a intensas gestiones diplomáticas por parte de la cancillería china, pero concluyó sin ningún acuerdo, salvo la expresada intención de seguir negociando.

Varios de los delegados dijeron que esta tercera ronda puede generar progresos sustanciales, tras el diálogo bilateral sostenido en Berlín el pasado enero por diplomáticos de EE.UU. y la RPDC, en el que se logró cierto acuerdo, según fuentes norcoreanas.

Además de Wu Dawei, en la reunión participan el secretario de Estado adjunto de EE.UU., Christopher Hill, el vicecanciller ruso, Alexander Losiukov, el japonés Kenichiro Sasae, el surcoreano Chun Yung-woo y el vicecanciller de la RPDC, Kim Kye-gwan.

A su llegada a Beijing, Kim declaró que no está ni optimista ni pesimista, y que su país tomará las decisiones en dependencia de si Estados Unidos abandona su política hostil y avanza hacia la coexistencia pacífica.

En la declaración de septiembre de 2005, la RPDC se comprometió a la desnuclearización a cambio de garantías para su seguridad, del fin de la hostilidad y de ayuda en recursos energéticos.

En el documento se estableció que el acuerdo se implementará paso por paso, es decir, a un gesto positivo de una de las partes debe haber uno correspondiente de la otra parte, lo cual se refiere esencialmente a EE.UU. y la RPDC.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.