Desarticulan red mundial de pedofilia

Tras diez meses de investigación, la Policía británica desarticuló esta red que operaba a través de internet y que había sometido a unos 31 niños, la mayoría del Reino Unido

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

La noticia irrumpió una vez más en los sitios informativos. Luego de diez meses de investigación, la Policía británica desarticuló una red mundial de pedofilia que operaba a través de internet y que había sometido a unos 31 niños, la mayoría del Reino Unido. Para ello utilizaban un foro de internet llamado Kids, the light of our lives (Niños, la luz de nuestras vidas) y estaban implicadas en ella unas 700 personas de todo el mundo.

La operación internacional llevada a cabo por las fuerzas de seguridad de 35 países, permitió salvar a 31 niños, cuyas edades oscilaban entre algunos meses de nacidos y hasta poco más de diez años estaban en fotografías y videos expuestos a todo tipo de abuso sexual.

Según informó el Centro de Explotación Infantil y Protección por la Red (CEOP) —un organismo británico creado en el 2006—, la caída del pérfido equipo se inició con la detención del responsable del foro, Timothy David Martyn Cox, un británico de 27 años.

Este joven fue detenido en septiembre del año pasado, lo que permitió que la policía se infiltrara en el foro y reuniera pruebas contra otros miembros de la red.

La pedofilia no es un problema nuevo, pero sin duda se ha agravado desde que se ha expandido la informática, pues su desarrollo hace que sea mucho más fácil acceder a estos sitios. Por ejemplo, estadísticas demuestran que en el mundo cerca de 2 millones de personas se conectan diariamente a sitios de pornografía infantil y solo en dos minutos es posible acceder a 1 400 imágenes con este tipo de contenido.

El CEOP estima que uno de cada tres menores ha recibido un comentario de naturaleza sexual por medios electrónicos y uno de cada 12 menores se encuentra con personas que primero conocieron por internet, lo cual puede ser un riesgo.

Sin tomar en consideración las rutas por las que se difunde la pornografía infantil, el problema sigue siendo muy serio y se expande principalmente en el oeste de Europa donde se han descubierto círculos de pederastia en Dinamarca, Alemania, Italia, los Países Bajos, Suecia, España y el Reino Unido.

La policía alemana desbarató recientemente otra gigantesca red de pedofilia luego de una impresionante investigación que se extendió por 166 países e implicó el decomiso, solo en esa nación europea, de 745 computadoras, 35 500 CD, unos 8 300 discos informáticos y 5 800 casetes de video que contenían todo tipo de abusivas acciones contra menores.

Lamentablemente, el mercado de la pornografía infantil está en aumento. Estamos hablando de millones de dólares y evidentemente el nivel de las ganancias hace caer las barreras morales.

A esas pródigas cantidades de dinero se le suma que no existen, en la mayoría de los países con altos índices de incidencia en ese delito, legislaciones explícitas de peso para enfrentar y sancionar esta «pandemia». Por ejemplo, en Alemania las penas por propagar material pedófilo van solo desde los seis meses a los diez años de cárcel y miles de casos quedan en la más absoluta impunidad.

Como resultado, se abusa cada vez de más y más niños y así crear nuevas imágenes para vender. Y quienes compran o coleccionan estas representaciones pictóricas aberrantes son directamente responsables, moral y legalmente, por el abuso a que son sometidos los menores.

Cada caso de pornografía infantil es la ilustración del maltrato sexual de un niño. Cada «clic» que alguno de estos pervertidos hace mata el alma de uno de esos chicos explotados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.