Semiparalizado Perú por protesta social - Internacionales

Semiparalizado Perú por protesta social

Los huelguistas reclaman cambios en la política económica y social del gobierno del presidente Alan García

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: Reuters LIMA.— La jornada nacional de protestas contra la política económica y social del gobierno del presidente Alan García mantuvo este jueves, en su segundo día, prácticamente paralizado al Perú y ya dejó 17 personas muertas en tan convulso escenario.

Los manifestantes, de diversos sectores productivos y sociales, continúan en las calles en diferentes ciudades de la nación andina, luego de haber bloqueado con piedras y troncos las principales carreteras, según informa PL.

El paro nacional convocado por la Central General de Trabajadores del Perú está motivado por el descontento popular cuando está a punto de concluir el primer año del segundo mandato presidencial de Alan García.

De acuerdo con trascendidos, desde la centroandina Tarma fuerzas policiales reprimieron con gases lacrimógenos a los huelguistas, tal como ocurrió en el aeropuerto de Juliaca, en el sureste de Lima, donde integrantes del gremio educacional lograron penetrar y bloquear la pista de aterrizaje.

Se conoció que en el histórico Cusco, maestros, trabajadores y transportistas colocaron obstáculos a la entrada y salida de la ciudad, mientras el servicio de trenes al célebre enclave inca de Machu Picchu, recién nombrado como una de las siete maravillas del mundo moderno, fue cancelado por medidas de seguridad.

Lima y otras regiones se encuentran fuertemente custodiadas, aunque el presidente del Consejo Nacional de la Magistratura, Maximiliano Cárdenas, había advertido que la intromisión castrense puede agravar los conflictos.

Por el contrario, el primer ministro de Perú, Jorge del Castillo, defendió la participación de las fuerzas armadas y lanzó declaraciones amenazantes contra los huelguistas.

Ante tales intimidaciones el secretario general del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación, Luis Muñoz, apuntó que «el gobierno está echando más leña al fuego».

Por otra parte, dice ANSA, dirigentes del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación peruana (SUTEP) denunciaron al gobierno «por reprimir movilizaciones democráticas» y acusaron a la policía de haber detenido ilegalmente a varios dirigentes, el miércoles por la noche, en su local principal en el centro de Lima.

Agentes policiales, fuertemente armados, usaron gases lacrimógenos para evitar que los maestros llegaran a la sede de la presidencia del Consejo de Ministros para dialogar con el primer ministro, Jorge Del Castillo.

Unos 300 000 maestros afiliados al SUTEP se mantienen en huelga desde hace ocho días, en protesta contra normas dictadas recientemente por el gobierno que dice tener el propósito de mejorar la educación pública, pero los profesores consideran generará el despido de cientos de ellos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.