935 mentiras para promover la guerra de Iraq

Bush y siete de los suyos hicieron declaraciones falsas, pero el Congreso de EE.UU. no los investiga

Autor:

Juventud Rebelde

Condi, no hay quien nos coja, parece decir Bush. Foto: AP WASHINGTON, enero 24.— Dos organizaciones estadounidenses han desnudado la política de mentiras del gobierno de George W. Bush, en la que están involucrados también el vicepresidente Dick Cheney y la secretaria de Estado Condoleezza Rice, junto a otros personajes que formaron parte en algún momento de las altas esferas de esa administración.

Bush, el hijo, y otros siete hicieron por lo menos 935 declaraciones falsas en los dos años siguientes al 11 de septiembre de 2001 sobre la amenaza a la seguridad nacional representada por Iraq, según una extensa investigación realizada por el Centro para la Integridad Pública (Center for Public Integrity) y el Fondo para la Independencia Periodística (Fund for Independence in Journalism).

Ambas instituciones elaboraron un banco de datos con las declaraciones y documentos, y establecieron un sitio de Internet (www.publicintegrity.org) donde se puede realizar la búsqueda.

El diario mexicano La Jornada, reporta que por lo menos en 532 ocasiones separadas —incluyendo discursos, sesiones informativas con la prensa, declaraciones ante el Congreso y más— Bush, su vicepresidente Dick Cheney, la entonces asesora de Seguridad Nacional Condoleezza Rice, el secretario de Defensa Donald Rumsfeld, el secretario de Estado Colin Powell, el subsecretario de Defensa Paul Wolfowitz, y dos voceros de la Casa Blanca, Ari Fleischer y Scott McClellan, afirmaron que Iraq tenía y/o estaba buscando armas de destrucción masiva, y tenía vínculos con Al Qaeda, o ambos.

Según la investigación, Bush encabeza la lista con el mayor número de declaraciones falsas sobre armas de destrucción masiva en Iraq y/o vínculos con Al Qaeda: 259, seguido por Powell con 254, Rumsfeld con 109, Wolfowitz 85, Rice 56 y Cheney con 48.

Por ejemplo, se recuerda que el 26 de agosto de 2002 Cheney declaró en un foro público: «No hay duda de que Saddam Hussein ahora cuenta con armas de destrucción masiva. No hay duda de que las está congregando para usarlas contra nuestros amigos, contra nuestros aliados y contra nosotros». Sin embargo, el entonces director de la CIA, George Tenet, recordó más tarde que estas afirmaciones eran mucho más exageradas que las evaluaciones de inteligencia en esas fechas. Como este caso, hubo cientos más.

A la vez, los directores de estas dos organizaciones, al presentar la investigación comentaron el trabajo masivo, poco crítico y sumiso de la cobertura mediática en esos momentos, lo que ofreció validación adicional «independiente» a las falsedades del gobierno de Bush.

Afirman también que Bush y sus más altos funcionarios, «en gran medida hasta la fecha han evitado el duro y sostenido reflejo del escrutinio formal sobre su responsabilidad por la letanía de declaraciones falsas repetidas antes de la guerra contra Iraq. No ha habido investigaciones congresionales, por ejemplo, sobre lo que estaba sucediendo exactamente en la Casa Blanca de Bush durante ese período».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.