Jóvenes de 47 países debaten sobre el papel de las nuevas generaciones - Internacionales

Jóvenes de 47 países debaten sobre el papel de las nuevas generaciones

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

En el marco de la Segunda Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo, tuvo lugar un foro juvenil que discutió sobre la responsabilidad que les corresponde en la universalización de la solidaridad y el humanismo

La convicción de que la juventud es hoy el motor esencial para construir el socialismo del siglo XXI, y que para ello debe asirse de las ideas martianas, del Che y de Fidel, estuvo presente en el Foro Juvenil El hombre nuevo para el mundo nuevo, el cual tuvo lugar en la Segunda Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo, que culmina este miércoles.

Durante el encuentro, Félix Vélez Roja, estudiante colombiano de la Universidad de La Habana, señaló que la juventud tiene actualmente dos retos: conocer y apropiarse de la experiencia de la Revolución Cubana, para poder defenderla de las agresiones de la política norteamericana; y la construcción del Socialismo que tanto necesitan los pueblos «desde que el ser humano es victimario de su propia especie».

También destacó que la patria debe ser la Humanidad como lo expresó José Martí, y señaló que Cuba constantemente invita a los pueblos del mundo a poner en práctica este axioma del Apóstol con su política solidaria.

Miguel Sánchez Fernández, estudiante de la Universidad de Ciencias Informáticas, destacó la necesidad de rescatar la memoria histórica de los pueblos como vía para conocer «de dónde venimos y hacia dónde vamos».

Subrayó que la desmovilización que sufre hoy la juventud se debe, entre otras razones, a la labor de los tanques pensantes del imperialismo internacional y el «escepticismo de la izquierda». Por ello, destacó, el pensamiento es el arma de lucha de los movimientos juveniles, y no debe ser un derecho exclusivo de algunos, sino que ha de pertenecer a la totalidad social.

Estas fueron dos de las múltiples opiniones expuestas en los debates, encaminados hacia la voluntad de construir la paz que se oponga a la guerra que globaliza el imperialismo. Esa aspiración y esfuerzo, según algunos delegados, debe basarse en el humanismo y los principios éticos martianos.

Igualmente, los jóvenes de 47 países presentes en el encuentro indicaron la importancia de la inclusión del indio, del negro, del mestizo y de la mujer en la construcción del socialismo del siglo XXI, el cual no debe ser una copia de modelos, sino una experiencia particular de cada país, en dependencia de su contexto.

Se subrayó, además, la importancia de la creación artística y de la cultura en la construcción de ese mundo diferente, en un contexto caracterizado por la imposición de la cultura de los centros de poder, el afán de convertirla en mercancía y del apoderamiento del conocimiento y el saber de los pueblos por parte de las empresas capitalistas en función de sus intereses.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.