Contradictorio acontecer en Colombia - Internacionales

Contradictorio acontecer en Colombia

Manifestaciones convocadas por el gobierno contra las FARC siguen a anuncio de la guerrilla de que liberará a otros tres ex congresistas 

Autor:

Juventud Rebelde

CARACAS.— Nuevas expresiones de respaldo a la mediación de Chávez para la liberación de retenidos y a favor de un canje humanitario en Colombia, coincidieron este lunes con manifestaciones de rechazo a «los secuestros» y «a las FARC» en las que participó el presidente Álvaro Uribe.

La presencia del mandatario venezolano en el camino hacia un eventual canje fue ratificada por el mensaje de la organización insurgente, que anunció la liberación de otros tres ex congresistas en su poder para reconocer la labor de Chávez en pro de un intercambio humanitario.

El líder bolivariano y la senadora Piedad Córdoba se reunieron este lunes con los familiares de Gloria Polanco, Luis Eladio Pérez y Orlando Beltrán —los que serán liberados— a su llegada a la capital de Venezuela, como parte de los preparativos para la operación, que ya están en marcha, dijo el Jefe de Estado.

En Colombia, el anuncio de las FARC fue considerado positivamente por el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis Augusto Castro, quien se manifestó satisfecho por la decisión y estimó que demuestra la disposición de la guerrilla para alcanzar un acuerdo humanitario.

También el general Fredy Padilla, comandante de las Fuerzas Armadas Colombianas, dijo que el cuerpo está en disposición de facilitar la entrega de los ex congresistas, reportó PL. Pero Padilla también insistió en que la fuerza pública continuará las operaciones para lograr la liberación de los retenidos en cualquier momento, lo que materializa las posiciones recientes del presidente Álvaro Uribe, quien ha anunciado una táctica basada en el rodeo de los campamentos insurgentes donde se encuentren retenidos, para luego proceder a una negociación.

El método, en opinión de analistas, equivale a un rescate militar que los familiares de los políticos en poder de las FARC temen, porque pone sus vidas en riesgo.

Carolina y Sergio, hijos de Luis Eladio Pérez, arriban a Caracas. Foto: AP A su llegada a Venezuela, Carolina Pérez (hija de Eladio Pérez), y Jaime Lozada (hijo de Gloria Polanco), pidieron al gobierno de Uribe toda la colaboración posible para la liberación de los tres ex congresistas, y valoraron positivamente las gestiones de Chávez y Córdoba.

También los denominados Comités Ingrid Betancourt —la ex candidata presidencial colombiana en poder de las FARC— se pronunciaron por su gestión.

La tónica del día en el tema colombiano, sin embargo, estuvo compartida este lunes con manifestaciones convocadas en Bogotá y otras ciudades colombianas y del mundo contra el movimiento insurgente.

Despachos de prensa cifraron en cien mil a los congregados en la capital colombiana, mientras otras fuentes los calcularon en alrededor de un millón —como resultado de una convocatoria ampliamente publicitada por el Gobierno y por la gran prensa de Colombia, dijo PL.

Pero importantes sectores sociales rechazaron la convocatoria al considerarla parcializada por el enfrentamiento del ejecutivo contra la insurgencia —especialmente las FARC—, y así expresaron su distanciamiento, explicó el despacho.

Entre esas fuerzas, el Polo Democrático Alternativo (PDA), principal partido de oposición, llamó a una concentración, por separado, en la emblemática Plaza de Bolívar, a favor del Acuerdo Humanitario y contra la guerra.

En términos semejantes se expresaron la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y otras agrupaciones sindicales, para quienes la protesta debía reflejar el rechazo a todos los violentos, incluyendo a los paramilitares e, incluso, a la fuerza pública.

En una declaración de 12 puntos, el comité ejecutivo del PDA denunció la falsedad del dilema planteado a la ciudadanía por el Gobierno, para «escoger» entre las FARC o el presidente Uribe.

También el Movimiento de Víctimas de Crímenes del Estado (MOVICE) lanzó fuertes críticas a la convocatoria, por pasar por alto hechos como los crímenes de los paramilitares, y las violaciones a los derechos humanos de las fuerzas militares y policiales.

Incluso muchos familiares de personas en poder de las FARC expresaron su rechazo a la convocatoria.

Ástrid Betancourt, hermana de Ingrid, y quien convocó a una conferencia de prensa para exponer su posición, declaró a Prensa Latina que las manifestaciones estaban manipuladas y tergiversaban el mensaje que desearían enviar las familias de los prisioneros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.