Tres del Domingo - Internacionales

Tres del Domingo

Autor:

Juventud Rebelde

¿Sepíritus burlones?

«Fueron los fantasmas», concluyó en su reporte la policía rumana sobre la culpabilidad en un importante caso de vandalismo, que dejó varias ventanas rotas, objetos flotando por cuenta propia y otros destrozos menores en la localidad de Lilieci. No en balde, los vecinos del lugar adujeron ser víctimas de espíritus malignos ante la risa de los agentes, quienes decidieron investigar el problema para dar con la causa «terrenal». Pero he aquí que los «espectros» atacaron de nuevo, esta vez en presencia de las autoridades, que enseguida se declararon impotentes para lidiar con estos fenómenos fantasmagóricos, y cerró el caso. ¡Solavaya!

El lago de los policías

Aunque nada tiene que ver con el caso de los espíritus vándalos, 20 policías rumanos recibieron un intenso adiestramiento con ¡lecciones de ballet! El «entrenamiento» fue dirigido por dos ex bailarines de la Ópera de Timisoara, con el fin de desarrollar las habilidades para dirigir el tránsito y tener más «elegancia» en los movimientos, lo que no solo será agradable a la vista, sino que también disipará el estrés o la tristeza de los conductores atrapados en un embotellamiento. ¡A bailar con la verde!

Siesta con escarcha

¿Qué no preserva un congelador?, es una interesante pregunta que puede responder muy bien la estadounidense Shirley Nelly, quien guardó 75 tortugas en la heladera de su refrigerador para brindarles el clima ideal que requiere su hibernación. La directora el Santuario de las Tortugas de New Jersey, se vio obligada a albergar de esa forma a los quelonios debido a la calidez de este invierno, pues las tortugas necesitan, entre diciembre y marzo, temperaturas de entre tres y ocho grados Celsius para cumplir con su merecida siesta. Y así lo hacen a sus anchas, compartiendo las comodidades del freezer con algún ocasional frasco de mayonesa o alguna botella de vino blanco. ¡Dulces sueños!

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.