Jornada violenta sacude a Iraq - Internacionales

Jornada violenta sacude a Iraq

Fuentes de la ONU aseguran que los niños iraquíes son los más perjudicados por el conflicto bélico que desde marzo de 2003 ha sumido al país en la violencia y la inseguridad

Autor:

Juventud Rebelde

BAGDAD.— Veintiséis muertos y más de 60 heridos dejaron varios estallidos este jueves en un distrito comercial del centro de Bagdad, mientras soldados estadounidenses mataron a una niña iraquí en la provincia de Diyala y un arzobispo de Mosul, secuestrado el 29 de febrero pasado, fue hallado muerto.

El atentado ocurrió en las afueras de la fortificada Zona Verde capitalina, donde se encuentra la embajada de EE.UU. y varias oficinas del gobierno iraquí. Fuentes hospitalarias confirmaron las muertes y el estado grave de algunos de los heridos, dice Notimex.

Este nuevo ataque tuvo lugar después que soldados norteamericanos asesinaran a una niña iraquí durante una supuesta operación militar en la convulsa provincia de Diyala, en el noreste del país, reconoció un comunicado del mando castrense.

Los militares norteamericanos dispararon contra una «mujer sospechosa» y cuando se acercaron al lugar descubrieron a una menor que había sido herida por los disparos, y que falleció durante el traslado al hospital.

El comandante Dan Meyers, portavoz de esa fuerza militar, advirtió que se «investigarán los hechos».

Fuentes de la ONU aseguran que los niños iraquíes son los más perjudicados por el conflicto bélico que desde marzo de 2003 ha sumido al país en la violencia y la inseguridad.

Mientras, el cadáver del arzobispo caldeo de Mosul, Boulos Faray Rahho, se halló este jueves y según fuentes eclesiásticas citadas por EFE el clérigo llevaba muerto al menos cinco días de acuerdo con los primeros datos de la autopsia practicada al cadáver que, según autoridades sanitarias, tenía varios disparos en la cabeza.

No obstante, el obispo auxiliar de Bagdad, Shlemon Warduni, dijo al servicio de información de la Conferencia Episcopal Italiana (SIR) que los secuestradores se pusieron en contacto con ellos el miércoles para explicarles que el arzobispo «estaba muy mal» y luego les comunicaron que había muerto y le habían enterrado.

El arzobispo de Mosul fue capturado el pasado 29 de febrero por un grupo de hombres armados, en una acción en la que murieron el conductor del vehículo y dos guardaespaldas que le acompañaban.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.