Las madres ucranianas no olvidarán el gesto de Cuba con los niños de Chernobil

Visita el líder del Partido Comunista de Ucrania el Programa de Atención a los afectados por el accidente nuclear

Autor:

Luis Luque Álvarez

Simonenko conversó animadamente con varios niños que reciben atención en Tarará. Foto: Roberto Suárez «Estoy asombrado y maravillado. Quiero decirles gracias a todos los que con su corazón y su espíritu han ofrecido su ayuda a los niños de Ucrania. Es un gran apoyo, y un signo de gran respeto y de preocupación por nuestros problemas».

Así expresó a JR el primer secretario del Partido Comunista de Ucrania (PCU), Piotr Simonenko, al término de una visita al Programa Humanitario de Atención a los Niños Afectados por la Catástrofe de Chernobil, en su sede de Tarará, al este de la capital cubana.

El político europeo y su delegación acompañante recibieron una detallada explicación de las novedades del programa por parte de su coordinador, el doctor Julio Medina, también director del Hospital Pediátrico de Tarará, quien expresó el cariño de Cuba hacia los niños damnificados por el accidente de la mencionada central nuclear, y la gratitud por el papel del PCU en defensa de Cuba en el Parlamento de esa nación.

Medina condujo a la comitiva ucraniana en un recorrido por áreas del programa. Visitaron varias casas en las que se alojan pacientes ucranianos y el Hospital Pediátrico, cuya reinauguración está prevista el próximo 29 de marzo, fecha que marca los 18 años del comienzo de esta experiencia solidaria, mediante la cual ya se han atendido más de 23 000 personas.

«Esta es la segunda vez que vengo a Cuba —añadió Simonenko a nuestro diario—, y veo que las condiciones en Tarará han cambiado para mejor, para mayores posibilidades en el tratamiento. Créanme que muchos de nuestros ciudadanos en Ucrania valoran grandemente esta ayuda, y las madres en especial no olvidarán jamás este gesto hacia sus hijos».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.