Conferencia busca la prohibición total de las bombas de racimo

Delegaciones de 109 países comenzaron los debates este lunes en Dublín, la capital de Irlanda, acerca de un tratado de prohibición total de su uso

Autor:

Juventud Rebelde

DUBLÍN, mayo 16.— Delegaciones de 109 países comenzaron los debates este lunes en Dublín, la capital de Irlanda, acerca de un tratado de prohibición total del uso de bombas de racimo.

La conferencia busca un pacto que ponga fin al uso, producción y adquisición de bombas de racimo por parte de los países firmantes, y que debe incluir compensaciones a las víctimas, fundamentalmente civiles que regresan a zonas donde hubo guerra, dice EFE.

Las bombas de racimo son misiles de caída libre o dirigida, que al alcanzar una altura determinada se abren y dejan caer cientos de submuniciones de diversos tipos, de alto poder explosivo, antipersonales, perforantes, incendiarias, etcétera.

Según PL, tales artefactos fueron utilizados, entre otros sitios, en Cambodia, en la provincia serbia de Kosovo, en Afganistán —lanzadas por EE.UU.—, y en el Líbano, donde Israel las dejó caer durante la agresión del verano de 2006.

«Los gobiernos han hablado suficiente tiempo de los peligros. Ahora tenemos la posibilidad de una prohibición y debemos aprovecharla», dijo Grethe Ostern, copresidenta de la Campaña contra las Bombas de Racimo , que aglutina a 250 organizaciones del mundo.

También el Papa Benedicto XVI exhortó el domingo a los participantes en la conferencia a que creen un «instrumento internacional creíble y fuerte» para la prohibición de esos medios de exterminio, mientras que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó a los delegados a alcanzar un acuerdo «para ayudar a las comunidades del mundo contra los horrores escondidos de estas armas».

Fabricantes de los referidos artefactos como EE.UU., Rusia, China, India e Israel, los consideran armas necesarias, y no están presentes en la Conferencia. Solo en Iraq se estima que Washington y Londres han lanzado más de un millón de ellas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.