Ike se fortalece, evacuaciones en Texas

Advierten a un millón de sus ciudadanos que abandonen la zona costera hacia donde se dirigía el huracán, que se fortaleció nuevamente en el Golfo de México

Autor:

Juventud Rebelde

Ante la proximidad de Ike, en Port Aransas, Texas, protegen los negocios. Foto: AP HOUSTON, septiembre 10.— Las autoridades del estado de Texas dispusieron este miércoles la evacuación de ancianos y otras personas vulnerables, mientras advertían a un millón de sus ciudadanos que abandonaran la zona costera hacia donde se dirigía el huracán Ike, que se fortaleció nuevamente en las aguas del Golfo de México y alcanzó categoría 2, y todavía deja sentir su régimen de lluvias sobre el occidente de Cuba.

La costa texana incluye la mayor concentración de refinerías de petróleo —26 de estos centros y un cuarto de la capacidad de refinación— y plantas químicas de Estados Unidos, y según AP esperan que golpee la zona en horas tempranas del sábado entrando por algún lugar entre Corpus Christi y Houston con categoría 4, por lo que estiman que podría causar elevaciones del mar de 18 pies en la bahía Matagorda y de ocho pies en Galveston, lo que ocasionaría inundaciones en Houston, donde habitan cuatro millones de personas, dañaría áreas que incluyen la mayor refinería del país, la planta de Exxon Mobil Corp. en Baytown, y también en el Centro Espacial Johnson de la NASA.

Mark Sloan, coordinador de la administración de emergencias en el condado Harris, que incluye a Houston, apuntó a la AP que no importaba donde Ike golpeara directamente porque «es una tormenta muy grande» y sus efectos se sentirán «por cientos de millas», pues «las bandas abarcan más de 200 millas desde el centro de la tormenta, y debemos estar atentos por si su tamaño crece en las próximas 24 o 48 horas y cuál impacto podría tener el viernes, sábado y domingo».

Desde Miami, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos reportaba que «Ike, que es un enorme ciclón, podría transformarse en un huracán de categoría mayor en las próximas 24 horas», en las cálidas aguas del Golfo de México, que sirven de «combustible» a los huracanes.

EFE informó que se ha emitido una vigilancia de huracán (paso en 36 horas) desde el oeste de Cameron, en Luisiana, hasta Port Mansfield, en Texas, y un aviso de tormenta tropical (paso en 24 horas) desde la desembocadura del río Mississippi hasta Cameron; mientras está vigente un aviso de tormenta tropical desde el oeste de Cayo Hueso hasta Dry Tortugas, en el extremo sur del estado de Florida.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.