Contundente victoria ante la ONU

185 países —uno más que en 2007— respaldaron la resolución contra el bloqueo estadounidense. Representantes de varios países ante la ONU hicieron uso de la palabra para apoyar a la Isla Intervención del ministro de Relaciones Exteriores Felipe Pérez Roque

Autor:

Juventud Rebelde

NACIONES UNIDAS.— El rechazo mundial al bloqueo económico impuesto por Estados Unidos contra Cuba ascendió este miércoles a su nivel más alto, al pronunciarse 185 miembros de las Naciones Unidas a favor de que Washington suspenda esa medida coercitiva ilegal y unilateral.

En una sesión de la Asamblea General para votar por decimoséptimo año consecutivo un proyecto de resolución que pide a Washington el cese del bloqueo contra Cuba, Albania se unió a los 184 estados que en 2007 se pronunciaron a favor de ese documento, reportó PL.

Estados Unidos solo fue secundado esta vez por Israel y Palau en su oposición al proyecto de resolución, al no poder contar con Islas Marshall, la cual prefirió abstenerse, al igual que Micronesia.

Durante el debate en 2007, el proyecto «Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba» fue aprobado por 184 votos a favor, cuatro en contra y una abstención.

Al término de la votación, la sala irrumpió en aplausos y algunos gritos de alegría. El presidente de la Asamblea General, el diplomático nicaragüense Miguel d’Escoto, destacó el abrumador respaldo internacional recibido por Cuba frente a esa medida impuesta por Washington.

«Como presidente de esta Asamblea es mi deber defender lo establecido en la Carta de la ONU, en la cual no encuentra espacio el bloqueo impuesto arbitrariamente por Estados Unidos contra Cuba por casi 50 años», afirmó.

Además de emitir su voto a favor de la resolución cubana, representantes de diversos países presentes en el plenario hicieron uso de la palabra para manifestar más ampliamente el sentido de su voto. Así, el embajador venezolano Jorge Valero dijo que su país considera el bloqueo como «un castigo criminal que sufren los cubanos, sin distinción de edad, raza, religión y posición».

El diplomático denunció el desprecio de Washington a las decisiones adoptadas por la ONU. De ahí, señaló, la importancia de lograr la reforma de las Naciones Unidas, para que las resoluciones de la Asamblea General sean respetadas por todos los Estados.

«Negar medicinas y alimentos es violatorio del Derecho Internacional y es considerado un crimen de genocidio por la Convención de Ginebra», añadió, y subrayó la solidaridad de Cuba con Venezuela y otros países del mundo, pese a las presiones a que es sometida por Estados Unidos.

En otro momento, el embajador de Sudáfrica, Dumisani Kumalo, dijo que las razones para apoyar a Cuba «van más allá de la solidaridad que compartimos con su pueblo».

Para el país africano, la mantenida imposición de un bloqueo económico, comercial y financiero constituye una violación de los principios de la igualdad soberana de los Estados, la no intervención y la interferencia en los asuntos internos de cada uno, agregó Kumalo.

«Haremos esto (votar a favor) porque esta acción implacable y unilateral de EE.UU. ha causado sufrimientos incalculables al pueblo cubano y porque creemos que la gran mayoría de los Estados miembros se unirán hoy a los cubanos», añadió, y concluyó su discurso con un emotivo «¡Viva Cuba!».

Por su parte, el embajador chino, Liu Zhenmin, expresó que la de EE.UU. es una política que daña los intereses de otros muchos países y los principios de democracia, libertad, legalidad y derechos humanos.

Asimismo, apuntó que, entre otras consecuencias del bloqueo, está que constituye una obstrucción a los esfuerzos del pueblo cubano para mejorar su nivel de vida y alcanzar el desarrollo económico y social.

Esas acciones debilitan el derecho a la subsistencia y el desarrollo del pueblo cubano, dijo el diplomático, quien agregó que en momentos de crisis global alimentaria, el bloqueo y las sanciones son más irracionales que nunca antes.

También en nombre del Grupo de los 77, el embajador de Antigua y Barbuda, John Ashe, demandó que Estados Unidos sustituya el bloqueo por un diálogo diplomático con Cuba. Ello «promoverá un significativo intercambio y asociación entre países cuyos destinos están vinculados por la historia y la geografía».

En su intervención, Ashe reiteró el rechazo de este grupo al uso de medidas coercitivas económicas que prohíben a los países el ejercicio de sus derechos soberanos. «El bloqueo ha causado y continúa causando a Cuba un alto grado de daños económicos y financieros que impacta de manera negativa en el bienestar de los cubanos».

También el representante de México, Claude Heller, expresó su rechazo al bloqueo diciendo que también afecta a terceros países debido a «la imposibilidad de interactuar con Cuba en muchas actividades económicas y sociales», reportó AP.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.