Asiste Raúl a jornada trascendental en Costa de Sauípe - Internacionales

Asiste Raúl a jornada trascendental en Costa de Sauípe

«Cuba reafirma su disposición solidaria y hermandad irrestricta para trabajar junto a ustedes, en favor de la unión de las naciones que José Martí definió como Nuestra América», manifestó el presidente cubano

Autor:

Juventud Rebelde

COSTA DE SAUÍPE, Brasil.— Cuba asistió este martes a un acontecimiento trascendental, descrito por el presidente Raúl Castro, con la bienvenida a la Isla al Grupo de Río y emotivas palabras de los dignatarios presentes en este balneario brasileño.

Es un privilegio dar la bienvenida a Cuba como miembro del Grupo de Río, expresó el mandatario mexicano, Felipe Calderón, antes de enfatizar que la presencia de este hermano país será muy valiosa para la construcción de un destino común con valores compartidos.

Resistimos y estamos aquí, en este acontecimiento trascendental, expresó Raúl Castro antes de revelar que hacía un instante le decía a Felipe (Pérez Roque) cuánto lamentaba que no sea Fidel Castro quien esté sentado aquí, aunque sé que nos debe estar viendo por televisión.

Pese a la apretada agenda y lo avanzado de la jornada, los dignatarios insistieron en destacar el ingreso de Cuba al Grupo de Río, considerado por el mandatario venezolano, Hugo Chávez, un acto de justicia histórica.

Los presidentes Tabaré Vázquez (Uruguay) y Manuel Zelaya (Honduras) y el primer ministro Bruce Golding (Jamaica) resaltaron el acontecimiento.

El brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, remarcó el momento especial, con palabras de admiración hacia Fidel Castro, quien —opinó— estuvo presente en cada palabra pronunciada en esta reunión.

Asimismo, Lula insistió en la irracionalidad del bloqueo estadounidense a Cuba y la necesidad de ponerle fin.

El cierre de la sesión fue el saludo personal de los presentes a Raúl Castro, en un acto de respaldo, solidaridad y reconocimiento a la nación caribeña.

En palabras de agradecimiento, Raúl Castro rememoró momentos de la lucha por la independencia, del optimismo en la victoria que siempre distinguió a Fidel Castro, y de la resistencia que ha protagonizado el pueblo ante medio siglo de agresiones y bloqueo de Estados Unidos.

El Presidente cubano descartó un reingreso a la Organización de Estados Americanos. Esa es nuestra opinión y respetamos la de ustedes, que sigan pérteneciendo a la OEA, nosotros pertenecemos y seguiremos perteneciendo al Grupo de Río.

Antes, habló de la incuestionable trascendencia de reunir por primera vez a los mandatarios de América Latina y el Caribe en un foro de nobles y justas pretensiones, sin exclusiones, ni la presencia de países extrarregionales.

El reto principal resulta pasar paulatinamente de las palabras a los hechos. Las acciones integradoras que se adopten, además de su sentido práctico, deben estar guiadas por la cooperación, indicó ante los dignatarios de las 33 naciones presentes en Costa de Sauípe.

Resulta esencial que esta Cumbre tenga seguimiento, que esta promisoria iniciativa no se reduzca a la oportunidad de vernos e intercambiar en esta ocasión.

Nuestra región experimenta un formidable renacer del espíritu de sus pueblos, con el surgimiento de una pujante fuerza ciudadana dispuesta a asumir los destinos de sus respectivos países, para hacer valer la prioridad que merecen los programas sociales, defender las riquezas nacionales y luchar por la justicia.

Han florecido en los años recientes los pronunciamientos políticos y las iniciativas que proponen nuevas fórmulas de integración, expresó Raúl Castro.

El Presidente cubano señaló que el momento es claramente propicio para proponernos un paradigma regional, que rebase las diferencias, privilegie nuestra comunión de intereses y necesidades, promueva la acción solidaria y amplíe la cooperación.

Nuestras diferencias no deben privarnos de una integración que haga realidad los justos anhelos de la gran mayoría de los 550 millones de personas que convivimos desde el Río Bravo hasta la Patagonia.

Asistimos a esta Cumbre con la disposición de cooperar y trabajar por un futuro con espacios para todos, acotó.

Cuba, a pesar del vengativo y prolongado bloqueo de Estados Unidos, está dispuesta a compartir sus modestas experiencias en temas de colaboración, que junto a la solidaridad y el internacionalismo constituyen pilares de nuestras relaciones con el mundo.

En nombre de Cuba, que ha tenido que sufrir casi 50 años de bloqueo económico, comercial y financiero, agradezco a los países de América Latina y el Caribe por su firme apoyo a la Declaración Especial de esta Cumbre que reclama el cese de esta ilegal e injusta política, violatoria de los derechos humanos de nuestro pueblo.

Raúl Castro recordó que en Salvador de Bahía, capital de este estado, Fidel Castro se refirió hace 15 años con vehemencia a la necesaria integración de nuestras naciones. Permítanme —dijo— terminar mi intervención recordando sus palabras, cuando expresó:

«Ayer fuimos colonia; podemos ser mañana una gran comunidad de pueblos estrechamente unidos. La naturaleza nos dio riquezas insuperables, y la historia nos dio raíces, idioma, cultura y vínculos comunes como no tiene ninguna otra región de la Tierra».

La presencia aquí del mandatario de la nación caribeña ha sido calificada por la prensa brasileña como la mayor atracción política de la primera cita bajo convocatoria propia.

Con anterioridad, el líder brasileño, había iniciado la Cumbre extraordinaria del Mercado Común del Sur agradeciendo la presencia del Presidente cubano, como invitado especial.

Lula consideró muy importante que esté aquí, en esta tierra que tanto se parece —agregó— a Santiago de Cuba, en medio de aplausos de los dignatarios miembros y asistentes a la reunión de MERCOSUR.

Tras agradecer la invitación, el Presidente cubano dijo que en primer lugar cumplía el encargo de Fidel Castro de transmitirles su saludo. Él los acompañó en la cumbre en el 2006, en Argentina. A nombre de Cuba, les reitero la amistad y solidaridad de un pueblo hermano.

Raúl Castro se refirió a la Cumbre de América Latina y el Caribe en este balneario del noreste de Brasil y expresó que MERCOSUR, ALBA, CARICOM y los demás esquemas integradores disponen de una experiencia y autoridad merecidas.

Tienen la posibilidad de servir de base y referencia, para todo aquello que podamos construir, posterior a la Cumbre, si contamos con la voluntad de seguir avanzando.

Cuba reafirma su disposición solidaria y hermandad irrestricta para trabajar junto a ustedes, en favor de la unión de las naciones que José Martí definió como Nuestra América, concluyó.

En horas del mediodía, los presidentes de México y de Cuba sostuvieron un amistoso y cordial encuentro bilateral, en el cual intercambiaron sobre el positivo estado de las relaciones bilaterales, la situación regional y otros temas de interés para ambos países.

Raúl Castro reiteró a Calderón la invitación para visitar Cuba, y el mandatario mexicano invitó al dignatario de la isla caribeña a visitar esa nación y convinieron en que ambas visitas se producirán en el 2009.

Por último, el mandatario cubano sostuvo un encuentro con el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en el que ambos intercambiaron en animada charla sobre aspectos de la realidad latinoamericana y la historia común.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.