Amigos de Cuba valoran las cinco décadas de la Revolución cubana

De varios países de Europa enviaron mensajes para manifestar el apoyo y la admiración por el proceso revolucionario cubano, fortalecido y firme frente a las hostilidades de EE.UU.

Autor:

Luis Luque Álvarez

Desde varios países de Europa han llegado a nuestra Redacción mensajes de amigos de Cuba por el aniversario 50 de la Revolución. Y continuarán llegando, desde otros puntos del planeta.

Vera Polycarpou, representante de la Asociación de Amistad Chipre-Cuba:

Vera Polycarpou (Chipre). —Para cualquier persona que viene de Chipre, Cuba significa muchas cosas, y no solo para los comunistas o para los que se identifican con la izquierda. Para la mayoría de los chipriotas, Cuba es un símbolo de libertad, de lucha, de gente muy valiente, muy alegre y muy solidaria.

«Años atrás era muy difícil para un chipriota venir a Cuba. Era un ideal, un sueño, ver la Revolución, a los cubanos en su compartir. Hoy más chipriotas lo pueden hacer, y juro que regresan a nuestro país siendo aún más amigos de Cuba, más solidarios con la causa de la Revolución.

«En los últimos 18 años, que ya no existe la URSS ni el campo socialista de Europa oriental, para nosotros, los de izquierda, Cuba cobró más importancia, enseñándonos que el socialismo puede ser no solo un sueño, sino una realidad, y que vale la pena luchar por eso. El camino puede ser muy largo, con mucho sufrimiento, pero también con mucha alegría, y para nosotros la Revolución significa eso: la alegría de luchar por ese sueño que puede ser realidad».

Apostolis Pappas, miembro del Partido Comunista de Grecia:

—Son muy significativos estos 50 años, máxime por el ejemplo que da el pueblo cubano con su lucha para construir el socialismo. Y desde el mismo día del triunfo de la Revolución, el Partido Comunista de Grecia ha permanecido firme en su solidaridad hacia Cuba.

«Tras el derrocamiento del socialismo en Europa oriental, a pesar de las dificultades, los vínculos entre los Partidos Comunistas de ambos países se fortalecieron, y nuestra solidaridad se expresa en varios tópicos, por ejemplo, en nuestra votación por la liberación de los Cinco, y en nuestra oposición a los oportunistas, a los socialdemócratas que, a pesar de lo que dicen, efectúan y apoyan acciones contra Cuba».

Bert de Belder, miembro del Comité Central del Partido del Trabajo de Bélgica:

Bert de Belder (Bélgica). —Los 50 años de la Revolución son un recuerdo directo de que un mundo que resiste al imperialismo es posible, incluso en los mismos predios de este. En estos tiempos de aguda crisis financiera y económica en todo el mundo capitalista, Cuba también demuestra que una sociedad completamente diferente es posible, una sociedad sin explotadores ni explotados, sin ganadores y perdedores.

«Además, el ejemplo cubano muestra que el socialismo es muy capaz de obtener excelentes resultados en el desarrollo humano, tanto como en los campos de la paz, la ecología y la solidaridad internacional.

«Este 31 de diciembre, para celebrar el año nuevo, organizamos una fiesta de solidaridad con Cuba, con Acción Internacional por la Libertad, que es nuestro movimiento antiimperialista; con el Comité de Defensa de la Revolución de Bruselas, y con los compañeros de la Asociación de Refugiados Latinoamericanos y del Caribe en Bélgica».

Lothar Bisky, copresidente del Partido La Izquierda, de Alemania:

Lothar Bisky (Alemania). —He estado muchas veces en Cuba. Estoy contento porque La Habana Vieja ha mejorado mucho, y me alegra que el turismo se haya desarrollado y convertido en una fuente importante para la economía. Me alegro por los avances en la salud pública, y porque Cuba se mantiene, como siempre, solidaria con todo el mundo. Es una pena que hayan sido azotados por los recientes ciclones que los dañaron tanto, por lo que estamos enviando algunas contribuciones desde Alemania.

«Le cuento que he hablado dos o tres veces con Fidel. Es una gran personalidad de los últimos 50 años. Él dirigió la lucha por la libertad de su pueblo y ahora está protegiendo a la Revolución».

Dagmar Enkelmann, diputada del Partido La Izquierda, de Alemania

Dagmar Enkelmann (Alemania). —Para los socialistas de todo el mundo, la Revolución Cubana fue y sigue siendo un símbolo de la victoria sobre la explotación y la injusticia. Para mí, la lucha del Che Guevara, que tuvo su comienzo en Cuba, es hasta hoy uno de los capítulos más emocionantes en la historia del siglo XX. Este país cuenta con la solidaridad del movimiento socialista en el mundo entero. Con su idealismo y su resistencia a todos los intentos de romper el experimento socialista, los revolucionarios sentaron un precedente que es merecedor de nuestro respeto y nuestra consideración.

«En enero de 2007 visité por vez primera Cuba. Fue un viaje muy importante y también conmovedor. Finalmente pude conocer el país que para nosotros, las izquierdas en Europa y especialmente en Alemania oriental, en la (ex) República Democrática de Alemania, de donde soy originaria, fue y sigue siendo un símbolo de la resistencia contra la explotación capitalista y el imperialismo.

«El viaje me enseñó que en el país revolucionario hay mucha actividad. En los últimos 50 años se han construido estructuras de las que el pueblo cubano puede sentirse orgulloso. Sobre todo el sistema educativo y el sanitario son dignos de mención.

«Como uno de los pocos “sobrevivientes” socialistas, Cuba ha vencido, aun siendo un Estado pequeño, todas las adversidades de la historia contemporánea. El auge actual de las ideas revolucionarias nos da también aquí en Alemania esperanza y confianza. Hemos aprendido de Cuba que nada es imposible y que la lucha por conseguir más justicia supone gran dificultad y esfuerzo, pero no es en vano.

«En este sentido, el partido La Izquierda continuará apoyando al pueblo cubano y espera también en el futuro un activo e intenso intercambio».

Hans Mikosch, presidente de la Asociación de Amistad Austria-Cuba:

Hans Mikosch (Austria). —Definitivamente, la Revolución Cubana ha salido victoriosa: ha cumplido 50 años, y esto es lo que personalmente considero más relevante. Tras la caída del socialismo europeo, la Revolución ha triunfado de diversas maneras, sobre todo en el aspecto económico, a diferencia del sistema imperialista, cuyo esquema económico ha colapsado debido a sus deficiencias.

«Nadie forzó ese colapso, pero ocurrió, fue posible, a pesar de los deseos contrarios por parte de la potencia imperialista. Cuba, en cambio, preservó su economía y su sistema social, con la educación y con su sistema de salud, por lo que el pueblo cubano puede estar orgulloso.

«Por eso, que el pueblo sea cuidadoso para encontrar las respuestas correctas. Debe estar sereno ante la situación económica mundial, que también afecta a Cuba, y para enfrentar los devastadores efectos de los huracanes que atravesaron la Isla».

John Foster, profesor emérito de la Universidad del Oeste de Escocia y secretario internacional del Partido Comunista de Gran Bretaña:

—Yo pasé a formar parte del movimiento comunista en los años 60, poco después del triunfo de la Revolución Cubana. Lo que logró el pueblo en Cuba, el heroísmo de quienes se levantaron contra Batista, fue lo que me inspiró. Me mostró que el movimiento comunista a nivel mundial tenía la fuerza para llevar a cabo los proyectos revolucionarios que establecerían una democracia más auténtica, masiva.

«Desde los 60, la Revolución Cubana proveyó una visión real de democracia, y en los 90, a pesar de las circunstancias adversas, continuó, sin ningún apoyo económico, enfrentando el bloqueo. Yo estuve aquí en 1991, vi que faltaba la electricidad, escaseaba el transporte público.

«Esto fue, por supuesto, de enorme importancia para la integridad del movimiento comunista a nivel mundial durante la pasada década, un tiempo muy difícil para los ideales progresistas tras el derrumbe de la URSS. Se habían producido transformaciones en los movimientos sindicales, que declinaron su fuerza, así como mermó el poder de la izquierda, y comenzó a surgir dentro de esos movimientos un nivel de anticomunismo. Fue en esos años que el ejemplo de Cuba se mantuvo vigente para nosotros y para muchos en la izquierda.

«Nuestro partido continúa activo en la solidaridad con Cuba. La experiencia de este país ha sido históricamente de mucha relevancia, y eso se mantiene, gracias a que ha sobrevivido a un mundo hostil y ha cosechado resultados, lo que vemos reflejado en el desarrollo de los procesos revolucionarios en Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, y en todos los sitios en que, de una forma u otra, han tomado la iniciativa de Cuba.

Eugene McCarten, secretario general del Partido Comunista de Irlanda:

Eugene McCarten (Irlanda). Dagmar —La Revolución Cubana ha sido una inspiración para muchísimas generaciones de luchadores de la clase trabajadora en todo el mundo. Ha resistido muchas agresiones, muchas dificultades, y continúa enfrentando el inhumano bloqueo de EE.UU. Muchos cubanos se han sacrificado en los campos de batalla de África; y en Venezuela, Bolivia y Paquistán, los doctores cubanos han dado muestras de un gran sentido del internacionalismo, de un gran sentido de humanidad. Pienso que ese espíritu no podrá ser quebrado, no podrá ser extinguido por la hostilidad de Estados Unidos». (Con la colaboración del traductor Reniel Monzón)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.