«La crisis en África comenzó mucho antes» - Internacionales

«La crisis en África comenzó mucho antes»

Aseguró el economista egipcio, Samir Amín, en diálogo con JR sobre la situación económica actual de ese continente

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

Durante muchos años economistas convencionales e instituciones financieras internacionales han alimentado el mito de que el subdesarrollo de África se debe a la escasa integración de ese continente al sistema capitalista mundial, y que por ello tiene niveles tan altos de pobreza.

Recientemente, Sudáfrica, una de las economías cabeceras en el crecimiento del continente africano, comenzó a presentar visos de una posible caída, asociada con el descalabro económico mundial originado en Wall Street y del que ningún país parece escapar en la medida que este tsunami se acrecienta y amenaza con llevar al fondo a muchas economías, sin que se vislumbren verdaderas soluciones.

Pero, ¿comienza ahora para África esta crisis, o es una nueva etapa de la que desde hace muchos años sufre el más saqueado y pobre de los continentes?

En diálogo con JR, el economista egipcio Samir Amín, defiende que la crisis en África comenzó con el desmantelamiento del proyecto de Bandung que predominaba en estos países tras el triunfo de los procesos de liberación nacional en las décadas del 60 y el 70, encaminado a alcanzar el desarrollo económico de las naciones liberadas del colonialismo.

En 1981 —relata el profesor Amín— en una reunión en Cancún (México), el presidente estadounidense Ronald Reagan declaró: nosotros sabemos lo que ellos —Asia, África y América Latina— deben hacer. Por supuesto, contó con el apoyo de Europa y comenzó la implementación de los llamados proyectos de ajuste estructural, que llevaron al desarrollo a una gran crisis y desmantelaron el nivel de industrialización alcanzado por estos países. Estas iniciativas abrieron el camino al incremento de la deuda externa para recuperar el control colonial de las economías nacionales.

La crisis en África comenzó mucho antes, en la década del 80 y del 90, reiteró Samir Amín, presidente del Fórum del Tercer Mundo.

¿Qué lugar ocupa África en la estrategia del imperialismo colectivo, formado por Estados Unidos, Europa y Japón?, se cuestiona el destacado intelectual? Para el proyecto del imperialismo colectivo, África es importante por sus recursos naturales, no por su gente, no por sus pueblos. Las personas son inútiles, desechables para el capitalismo. Pero los recursos naturales son muy importantes para el capitalismo. No solo el petróleo, el gas natural, el oro, los diamantes, y los minerales, sino también las grandísimas potencialidades de los bosques africanos para el desarrollo de la agroenergía y los biocombustibles.

La crisis va a promover que el capital imperialista siga reforzando y consolidando su control sobre los recursos naturales de nuestro continente, recalcó Amín.

En su conversación con nuestro diario, el intelectual egipcio arreme-tió contra las diatribas de muchos economistas que parecen no tener los pies bien puestos sobre la tierra cuando afirman que África es subdesarrollada porque no ha estado lo suficientemente integrada a la economía global.

África está plenamente integrada, yo diría que desde el inicio de la historia capitalista a través del comercio esclavista y la colonización. ¿Qué es la colonización sino la integración por medio de la fuerza al sistema capitalista mundial?. Decir que África no está lo suficientemente integrada es contrario a la realidad.

Una de las ideas defendidas por Samir Amín en el XI Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización y Problemas del Desarrollo, que sesiona en La Habana, es que la crisis del capitalismo ha impulsado a que muchos países opten por abandonar ese modelo económico, en lugar de aplicar recetas que le permitan salir de la crisis momentánea o maquillar las deficiencias del sistema. La Revolución Cubana en 1959 y la Rusa en 1917 son algunos de los ejemplos que expone Amín, quien refiere que Asia y África aunque no llegaron a esa salida en el siglo XX, sí se liberaron del dominio colonial, lo cual creó condiciones para una etapa de sistemas multipolares en el futuro

Creo que tendremos algo muy similar a lo que ha sucedido a lo largo del siglo XX. Con la profundización de la crisis cada vez más países del Sur estarán obligados a comenzar a salir del capitalismo. Pero para eso, no basta con una declaración que diga «voy a salir del capitalismo» y al día siguiente se salió. Este es un proceso gradual y relativo. Hay países que han avanzado y se han alejado cada vez más del sistema global, mientras otros no tanto. Tendremos algo de esto en el siglo XXI. Veremos cambios dramáticos, puede que sean revoluciones, pero yo prefiero llamarles avances revolucionarios, vaticinó el intelectual marxista.

A la interrogante de si el recrudecimiento de la crisis empujaría aún más a África a mirar hacia otros horizontes como China, el economista comentó que esa es una opción, pero explicó que otra posibilidad sería la creación de una alianza de convergencias comunes de los pueblos de África, Asia y América Latina «para enfrentarnos al imperialismo colectivo».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.