El terrorista Luis Posada Carriles irá otra vez a juicio en El Paso

Autor:

Juventud Rebelde

En declaraciones a CubaDebate, el abogado que representa a Venezuela en el caso de extradición del terrorista afirma que el gobierno de Obama debería hacer cumplir la justicia y extraditar a Posada o juzgarlo por sus crímenes en Estados Unidos

El terrorista Luis Posada Carriles tendrá que presentarse a una nueva audiencia en El Paso, Texas, el próximo 10 de agosto para enfrentar otra vez cargos por mentiroso.

La jueza Kathleen Cardone estableció la fecha del juicio en una vista que se realizó este martes en un tribunal de El Paso, donde la fiscalía solicitó que el terrorista cumpliera las siguientes condiciones: una fianza en efectivo de 250 000, más 100 000 dólares adicionales garantizados por él, su esposa, hijo e hija; que la esposa y los hijos firmen como custodios de Posada, quien debe vivir en la dirección que originalmente dio a la corte y donde obviamente no está —la de su esposa—; el terrorista debe mantener permanente monitoreo electrónico, sin salir del condado donde vive, salvo con previa autorización del gobierno, y no puede tener ningún contacto con Santiago Álvarez, Osvaldo Mitat, Rubén López-Castro, José Pujol, Ernesto Abreu o cualquier otro testigo del caso.

La Fiscalía Federal advirtió que «el gobierno también quiere alertarle a la Corte que tiene la intención de presentar una nueva causa, con más cargos, basado en parte en evidencia que el gobierno ha obtenido desde que la Corte desestimó este caso anteriormente», de acuerdo con el documento presentado en la audiencia de El Paso firmado por el fiscal John W. Van Lonkhuyzen.

Posada Carriles, con un juicio pendiente en Venezuela por volar un avión con 73 pasajeros a bordo, está en libertad desde el 8 de mayo del 2007 después de que Cardone, quien presidió su primer juicio, desestimó los cargos acusando al Gobierno de Estados Unidos de utilizar «tácticas de fraude, engaño, y trucos que son tan enormemente impactantes e indignantes que violan todo sentido de justicia universal».

La Jueza también concluyó entonces que, aunque el jurado condenara a Posada por haberle mentido a Inmigración, el Tribunal tendría que liberarlo, pues de acuerdo con las guías federales de sentencias el máximo plazo de prisión que Posada pudiese recibir está limitado a un año de encarcelamiento.

Debido a que Posada ya ha estado preso por más de un año, Cardone dijo que tendría que liberarlo inmediatamente si fuese condenado por ese leve delito.

Sin embargo, el fallo de la Jueza fue revocado en el 2008 por el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito de Nueva Orleans que ordenó reabrir el caso.

Cortina de humo

En conversación telefónica desde Washington, el abogado José Pertierra, quien representa al gobierno de Hugo Chávez en el proceso de extradición del terrorista, aseguró a CubaDebate que «Venezuela insiste en que Posada Carriles sea devuelto a ese país para que sea procesado por el homicidio de 73 personas en 1976».

Añadió que «enjuiciarlo como mentiroso en El Paso no satisface las obligaciones legales de Estados Unidos de extraditarlo a Caracas por asesino».

Aclaró que la moción de la Fiscalía estadounidense, presentada este martes en El Paso, no pide que lo encarcelen y por tanto, sigue las tácticas dilatorias de la administración Bush. «Solo pide que Posada pague una fianza para mantenerse libre condicionalmente, cuando Washington pudiese meterlo preso inmediatamente y para eso le basta, simplemente, con declararlo terrorista. No es necesario pedirle al juez permiso para meterlo preso. La Ley Patriota autoriza al Departamento de Justicia a encarcelarlo como terrorista», dijo Pertierra.

Afirmó que «hay un nuevo Presidente, un nuevo Fiscal General y una nueva Secretaria de Estado en Washington, pero estas mociones de la Fiscalía en relación con Posada son más de lo mismo».

Ante la posibilidad de que el gobierno presente cargos por sus crímenes, según trasluce la moción presentada ahora en El Paso por la Fiscalía, el abogado aclaró que «nos agrada enterarnos de que el gobierno de Estados Unidos tiene la intención de presentar nuevos cargos, pero estos deberían ser el homicidio en primer grado de 73 personas en relación con la voladura del avión de Cubana frente a las costas de Barbados, y por terrorismo en relación con el asesinato de Fabio Di Celmo en 1997. Debería extraditarlo a Caracas por 73 cargos de asesinato o procesarlo en EE.UU. por asesinato, y no regresar jamás al decepcionante circo de un juicio por infracciones de inmigración».

Sobre la posibilidad de que esta audiencia pudiera estar relacionada con la Cumbre de Trinidad, en la que participará el Presidente Barack Obama, Pertierra reconoció que no hay dudas de que el gobierno ha tomado en cuenta «una coyuntura en la que prácticamente toda América Latina ha clamado por el cese de la política tradicional de Washington hacia Cuba. Trinidad se aproxima, y la Fiscalía quiere presentar buena cara ante la comunidad internacional».

Aseguró que «Venezuela no se deja engañar con una cortina de humo. Posada debería estar preso, y no libre. Sigue asistiendo a actos políticos y haciendo declaraciones de violencia contra Cuba. Debe ser extraditado por asesino y no enjuiciado en El Paso por mentiroso. Si los nuevos cargos prometidos por el gobierno son sobre infracciones inmigratorias, estaríamos ante más de lo mismo».

Los abogados del terrorista no han contestado aún las dos mociones presentadas por la Fiscalía que están fechadas el 6 de abril. (Tomado de Cubadebate)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.