Defiende Cuba en Ginebra Declaración contra racismo

Autor:

Juventud Rebelde

Adoptan mayoría de los países miembros de la ONU borrador de documento final de la Conferencia Mundial contra el Racismo

GINEBRA, abril 21.— Cuba consideró que la Declaración y el Programa de Acción de la Conferencia Mundial contra el Racismo, sostenida en Durban, Sudáfrica, en 2001, se mantiene como el documento de mayor trascendencia en los esfuerzos de la comunidad internacional en la lucha contra el racismo y la discriminación racial.

El viceministro primero cubano de Cultura, Rafael Bernal, al hacer su intervención en la Conferencia de Análisis de la cita de Durban que se desarrolla esta vez en Ginebra, Suiza, recordó que en aquella oportunidad, el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, expresó que el racismo, la discriminación racial y la xenofobia constituyen un fenómeno social, cultural y político, no un instinto natural de los seres humanos

Bernal señaló que desterrar del planeta todas las formas de racismo, discriminación racial, xenofobia e intolerancia conexa es una deuda contraída con los millones de víctimas de estas abominables prácticas a lo largo de la historia, señaló PL.

Consideró que los descendientes de las víctimas de la esclavitud y la trata transatlántica de africanos merecen reparaciones y compensaciones por hechos que fueron en verdad crímenes contra la humanidad.

En este contexto, lamentamos que la negociación del documento final de esta Conferencia de Revisión se haya desarrollado en medio de un negativo ambiente de presiones artificiales y la no participación de algunas potencias occidentales.

Asimismo calificó de deplorable que un reducido número de países haya decidido aislarse unilateralmente de la acción colectiva de la comunidad internacional en la lucha contra el racismo, y estén intentando boicotear esta Conferencia.

El Vicetitular cubano opinó que la discriminación racial y la xenofobia se agravan y perpetúan a la par de la brecha cada vez más grande que separa a ricos y pobres, como consecuencia de una globalización sustentada en patrones neoliberales, y de siglos de esclavitud.

Persisten situaciones de ocupación extranjera, como el caso de la población en los Territorios Palestinos Ocupados, por parte de una potencia que no reconoce límites ni en la justicia, ni en la moral, ni en el derecho internacional, sentenció.

Por otro lado, destacó que Cuba, forzada durante más de 50 años a un bloqueo económico cruel y criminal, no dudó nunca en ofrecer su generosa solidaridad a países del Tercer Mundo, comentó.

A excepción de diez países, los Estados miembros de las Naciones Unidas adoptaron desde este martes la declaración final de la Conferencia de Revisión, pero la confirmación oficial no tendrá lugar hasta la última sesión de la cita, prevista para el viernes próximo, cuando se volverá a debatir el texto.

Las naciones que rechazaron el documento aprobado por 182 países son Estados Unidos, Alemania, Israel, Canadá, Italia, Australia, Nueva Zelanda, Polonia y Holanda —que boicotearon de antemano el encuentro por temor a que se dictaran justas críticas contra Israel— y se les sumó la República Checa, luego de las declaraciones vertidas el lunes por el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, dijo DPA.

La adopción temprana del texto final, que llama a combatir la intolerancia y la discriminación, se debe probablemente a los temores de que el texto pudiera ser modificado en posteriores debates, según dijeron.

Los 143 artículos de la nueva declaración llaman a proteger a las minorías vulnerables, específicamente a algunos grupos como los gitanos o personas infectadas con el virus del VIH.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.