Llama Venezuela a superar límites de Cumbre de las Américas en Asamblea General de la OEA

Roy Chaderton Matos, embajador venezolano ante la OEA, abogó en ese sentido al intervenir en reunión ordinaria de este organismo

Autor:

Juventud Rebelde

Roy Chaderton Matos, embajador de Venezuela ante la OEA. CARACAS.— La República Bolivariana de Venezuela espera que la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se desarrollará en San Pedro Sula, Honduras, sea aprovechada para avanzar y no para retroceder en la discusión de un texto —el de la Declaración de la V Cumbre de las Américas— que fue objeto de múltiples observaciones de los Estados miembros.

Así lo informó el miércoles último, en Washington, Roy Chaderton Matos, embajador de este país ante la OEA, al intervenir en la reunión ordinaria del Consejo Permanente del organismo, la cual fue ampliamente reseñada aquí por medios locales de prensa.

A juicio de Venezuela, el proyecto de Declaración de la V Cumbre de las Américas, foro que se realizó del 17 al 19 de abril, en Trinidad y Tobago, tuvo un alcance limitado. El diplomático recordó que en Cumaná los presidentes y jefes de gobierno de los países miembros de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), «convinieron en un documento donde especificaban de manera muy clara sus desacuerdos» con el texto que se aprobaría en la Cumbre.

La decisión del ALBA, apuntó, fue sobre la base de omisiones y conceptos que no les permitían aceptar el texto elaborado previamente por la OEA.

En el «Documento de los países del ALBA para la V Cumbre de las Américas», los jefes de Estado y de gobierno de Bolivia, Cuba, Dominica, Honduras, Nicaragua y Venezuela, expresaron que el proyecto de Declaración de la V Cumbre de las Américas era insuficiente e inaceptable.

La primera razón por la que mostraron su desacuerdo tenía que ver con el hecho de que «no daba respuestas al tema de la crisis económica global, a pesar de que esta constituye el más grande desafío al cual la humanidad haya hecho frente en décadas, y la más seria amenaza de la época actual para el bienestar de nuestros pueblos».

El otro argumento, igualmente expresado con claridad meridiana, fue la exclusión injustificada de Cuba, «sin hacer mención al consenso general que existe en la región para condenar el bloqueo y los intentos de aislamiento de los cuales su pueblo y gobierno han sido incesantemente objeto, de manera criminal».

Tanto en Cumaná como en Trinidad y Tobago, los países miembros del ALBA advirtieron que no había consenso para adoptar el proyecto de declaración, posición que reitera ahora Venezuela, por medio de su embajador en la OEA, quien aseveró que «debemos dejar sentada nuestra insatisfacción por el alcance limitado de las expresiones allí recogidas».

Por último, el representante venezolano refirió la necesidad de no dar prioridad en las cumbres de la OEA al pensamiento de diplomáticos, técnicos y burócratas, por encima del de los líderes reunidos en Trinidad y Tobago.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.