El gran desafío del presidente salvadoreño Mauricio Funes

El primer ejecutivo de izquierda en El Salvador asume la presidencia en medio de una profunda crisis financiera, en una nación prácticamente sin economía, sin industria, la corrupción desangra al sector público y prolifera una delincuencia juvenil

Autor:

Marina Menéndez Quintero

Funes llega al gobierno de la mano del  MFLN. Foto: AP Arcas casi en cero frente a millones de expectativas en el inmenso baúl de necesidades de la ciudadanía. Esa es la más difícil de las ecuaciones planteadas ante Mauricio Funes y el FMLN cuando llegan, este lunes, al gobierno de El Salvador.

No podía verse más estrecha la coyuntura en que asume el primer ejecutivo salvadoreño de izquierda. Una crisis global que a nadie perdona y se cobrará el mayor saldo en los países pobres, reforzada allí por los números en rojo que dejan los gobiernos de ARENA: apenas 40 millones de dólares para timonear la nación junto a numerosas deudas, mala ejecución impositiva, y un déficit de más de mil millones. Eso, solo en materia financiera.

El trasfondo parecería no dejar mucho margen de maniobra. No, al menos, dentro del desgastado modelo actual, operante únicamente para enriquecer a la oligarquía. Se trata de un país prácticamente sin economía cuya principal fuente de ingresos radica en las remesas de los dos millones que viven fuera. No hay recursos naturales atractivos que explotar, tampoco industria, y la agricultura no está en situación de aportar. La corrupción desangra al sector público y prolifera una delincuencia juvenil graficada en las pandillas tristemente célebres bajo el apelativo de «maras». Ahora, el FMI acaba de anunciar que este año la economía decrecerá en un uno por ciento.

----------------------------------

La ceremonia

Al menos 16 jefes de Estado han confirmado su asistencia a la toma de posesión y delegaciones de unos 60 países. Se espera la presencia de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton. También estarán presentes el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BM), la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA). Funes será juramentado por el presidente de la Asamblea Legislativa, Ciro Cruz, en acto que tendrá lugar en el anfiteatro del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFC), especialmente habilitado para la ocasión.

----------------------------------

Ese quizá sea el satánico alivio que mengüe la desazón de los halcones en la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), obligados a dejar el sillón presidencial después de 20 años ininterrumpidos de un entreguismo que no resolvió la desolación dejada por la guerra.

Los Calderón, Flores y Saca privatizaron, dolarizaron la economía y fueron artífices del DR-CAFTA (Tratado de Libre Comercio de Centroamérica y República Dominicana), único convenio regional de libre comercio conseguido en Latinoamérica por la administración Bush, después de su propio TLC con Canadá y México.

Ahora, sin embargo, será la triunfante izquierda quien desenrede el entuerto... o la que pague, con su imagen, el costo de lo que no salga bien.

Tal disyuntiva pone en bandeja de plata a ARENA la oportunidad para que manipule las insalvables situaciones adversas que le sobrevendrán —como a muchos gobiernos en estos tiempos convulsos— al salvadoreño. Pero también otorga relevancia a su difícil labor y ensalza el importante triunfo electoral de marzo, que para muchos tendrá cierto sabor a reivindicación.

Finalmente el voto se sobrepuso a la manipulación que por dos ocasiones frustró el triunfo electoral de la otrora organización guerrillera, impidiendo la última vez el acceso a la presidencia de su fallecido líder, Shafick Handal.

----------------------------------

Equilibrio en el legislativo

En comparación con los opositores, el FMLN fue el partido que obtuvo la mayor cantidad de diputados, con 35 de 84. Pero los asientos de ARENA sumados a los del Partido Demócrata Cristiano y el de Conciliación Nacional suman 47, con lo que rebasarían, de aliarse, la mayoría simple, y podrían entorpecer el trabajo de la bancada del Frente.

Mauricio Funes

Se afirma que en sus tiempos de juventud abandonó los estudios para alfabetizar a campesinos. Conoce de la violencia. Perdió a un hermano a manos de la Policía durante los años de la guerra. Huyendo del auge delincuencial del país envió a su hijo mayor a estudiar a Francia, donde, paradójicamente, lo mataron de una golpiza. Funes se hizo popular en El Salvador por sus denuncias en el programa Entrevista al Día, desde donde desafió el poder militar, y luego como corresponsal de la CNN.

Mal por ARENA

Una encuesta realizada por el Instituto Universitario de Opinión Pública de la UCA (Universidad Centroamericana) arrojó que Elías Antonio Saca, el presidente saliente, concluye su mandato con apenas 5,85 puntos en una escala de diez, lo que lo convierte en el peor evaluado de los últimos años. Sin embargo, sus correligionarios antecesores, Francisco Flores (1999-2004) y Armando Calderón Sol (1994-1999), no salieron mejor con 6,45 y 5,89, respectivamente.

----------------------------------

Pero también las urnas han pasado factura a ARENA. En la lista de sus débitos con la sociedad no está solo la fallida ejecutoria neoliberal de sus más recientes dignatarios, sino la añeja pero no olvidada connivencia de esa agrupación con los escuadrones de la muerte, que ayudó a fundar. Junto al ejército, los paramilitares fueron responsables de masacres y asesinatos selectivos que dejaron decenas de miles de víctimas.

La población espera. Foto: AP De ahí salió la represión atroz que caracterizó los últimos años del conflicto armado cuando ARENA, como antes la Democracia Cristiana, recibió toda la ayuda de la administración estadounidense de turno, y El Salvador fue usado por el republicano Ronald Reagan como comodín para su sucia política «pacificadora», en esa misma Centroamérica que hoy atestigua el fracaso del modelo impuesto después.

Por eso ni aún los grises nubarrones económicos deben empañar el momento de esperanza y justificada alegría que vivirán este domingo los salvadoreños y, concretamente, los seguidores del FMLN, insistentes luchadores por esa justicia social que marcó hace más de una treintena de años su fundación, entonces en la insurgencia.

En declaraciones a PL, transpirando optimismo, la diputada y excomandante guerrillera Nidia Díaz afirmó el viernes que «sin esa larga batalla, no se hubieran creado condiciones para que el pueblo pueda decidir su futuro».

Otros escenarios

Si bien constituye la primera, no estará en la economía la única condicionante que definirá el mandato que hoy comienza.

Para algunos también pudiera resultar un desafío la armonización de posturas entre el FMLN y el presidente Funes, un periodista de ganado prestigio por sus denuncias del caos, que no proviene propiamente de las filas del Frente, y quien llega al Palacio de gobierno acompañado por un ex comandante guerrillero, Salvador Sánchez Cerén, en la vicepresidencia.

Sin embargo, los primeros pasos en torno al nombramiento del gabinete parece que se han dado sin tropiezos, y más bien huele a elucubración de cierta prensa suponer desencuentros, según se desprende de las aseveraciones del propio FMLN.

Las explicaciones de Mauricio Funes al respecto parecen sinceras: «Para nombrar a los miembros del gabinete económico he tenido que tomar en cuenta la situación que vivimos: el país esta fuertemente golpeado por la crisis económica internacional, pero no solo por eso sino por malas decisiones estructurales que se han tomado en todos estos años y que hoy nos dejan una situación difícil», dijo en encuentro con la prensa.

Funes ha adelantado que combatirá la evasión fiscal y el contrabando y promoverá la generación de empleos; asegurará el crédito a los pequeños y medianos empresarios, y recaudará dinero gravando el consumo de alcohol.

También pretende modernizar la estructura estatal y rebajar el gasto público eliminando lo suntuario pero no el gasto social, y fortaleciendo las gestiones locales. Esa anunciada relación con los liderazgos municipales parece útil y viable, sobre todo cuando se toma en cuenta que muchas localidades ya tienen experiencia del trabajo comunal bajo la batuta de alcaldías que estaban en poder del FMLN, lo que ha posibilitado también que recibieran beneficios del ALBA y PETROCARIBE.

Su entrevista con Hugo Chávez en Caracas hace pocos días le patentizó la disposición venezolana a ayudar a su nación y, de hecho, dejó la rúbrica de un acuerdo para ampliar la cooperación en materia comercial, de salud, y en otras esferas sociales.

En lo inmediato, una de las buenas noticias para la gente está dada por un acuerdo legislativo que permitirá que fondos valorados en 950 millones de dólares, otorgados por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, se dediquen a la construcción de nuevas escuelas y centros asistenciales de salud, dejando de lado las deudas.

Empero, dirigentes como Nidia Díaz exhortan al pueblo a no perder su capacidad de movilización, para que todo lo prometido en campaña sea cumplido.

No deben esperarse cambios bruscos. El designado ministro de Economía, Héctor Dada, ha reconocido que la dolarización es una camisa de fuerza, pero con ella, dijo, habrá que convivir.

Aunque hubo dudas en dirigentes del campo, su nominación fue bien vista por los círculos empresariales, cuyo favor Funes no quiere perder. Y ellos tampoco. De entrada, la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) le pidió dialogar para establecer las acciones conjuntas que se adoptarán frente a la crisis mundial.

Siempre que grafica cómo imagina su gobierno, Mauricio Funes identifica su mandato con el de Lula. En declaraciones recientes que reprodujo el diario CoLatino, afirmó que el mandatario brasileño es un referente por «el estilo de su gestión pública, la confianza que creó, y la capacidad para desmontar los temores por parte de los empresarios hacia la izquierda".

Tiempo al tiempo. A partir de mañana lunes, empieza a correr el reloj...

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.