Zelaya: No pensé que darle voz al pueblo era un delito

El mandatario hondureño agradece ante Asamblea General de la ONU el apoyo internacional que ha recibido tras el golpe de Estado de domingo último. Ese organismo aprobó hoy un proyecto de resolución que llama a todos los países a reconocer a Manuel Zelaya como único presidente de Honduras Especial del Golpe de Estado en Honduras

Autor:

Juventud Rebelde

En los primeros años de mi gobierno logramos reducir en un diez por ciento la pobreza, y alcanzamos un crecimiento económico del siete por ciento. «Pero no sabíamos que eso constituía un delito», expresó el presidente hondureño, Manuel Zelaya ante la Asamblea General de Naciones Unidas este martes. 

En sus palabras durante la reunión de urgencia convocada por el organismo internacional, Zelaya explicó cómo «un grosero cuerpo militar» asestó un golpe de estado en la nación centroamericana en defensa de los intereses de las élites oligárquicas que se oponen a los cambios y transformaciones que ha estado impulsando el mandatario desde que asumió el poder en 2006.

El establishment lo quiere dejar todo intocable, pero siempre hay quien quiere luchar por cambios que siempre cuestan, manifestó.

El mandatario también denunció las condicione en que fue expulsado de su país y «arrojado a un avión» que lo llevó a Costa Rica, el domingo pasado, luego cuando el Ejército atacó a la constitucionalidad hondureña.

«Seré el presidente de Honduras hasta el 27 de enero de 2010», aseguró el mandatario, quien también relató con detalles los vejámenes de los que fue objeto cuando fue secuestrado por fuerzas del ejército en su propia residencia.

Denunció que su guardia personal fue golpeada y que fue amenazado con un fusil.

Dijo que las múltiples acusaciones en su contra nunca se formalizaron legalmente. «Nadie me ha hecho un juicio, ni me ha convocado a un tribunal para defenderme. Nadie me ha dicho cuál es el delito, ni ningún juez me ha presentado causa», insistió.

También destacó el papel protagónico de los grupos de pobladores indígenas y campesinos que se brindaron para repartir las encuestas que le habían sido arrebatadas por el poder militar y que luego rescató el propio mandatario acompañado de su pueblo.

Recordó que para la consulta llegaron al país 37 países observadores, algunos de ellos representados en organismos multilaterales latinoamericanos como la Organización de Estados Americanos, cuya participación el Congreso declaró como no grata.

El único objetivo que se quería alcanzar con esa consulta era la posibilidad de darle más poder al pueblo

«Si no creemos en la voz del pueblo dejemos de hablar de democracia», alertó Zelaya.

Asimismo, Zelaya agradeció a los presidentes del continente que se pusieron en contacto inmediatamente que conocieron del golpe militar y de su secuestro y traslado hacia Costa Rica en contra de su voluntad, así como a los que asistieron a los diferentes foros regionales convocados para denunciar el golpe castrense y manifestar el apoyo al único mandatario hondureño y exigir que se le devuelva el poder.

Entre los organismos regionales, Zelaya mencionó a la Organización de Estados Americanos, CARICOM, el Grupo de Río, UNASUR, el grupo centroamericano y la Alianza Boliviariana para las Américas, entre otros.

Agradeció al presidente cubano, Raúl Castro, haber viajado a Centroafricana por primera vez en más de 27 años para asistir a la reunión del Grupo de Río celebrada ayer en Managua, Nicaragua.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.